Sencillas ideas que te ayudarán a reducir tu consumo de carne.

No comer  carne es bueno para los animales, el planeta y para tu salud.

Los consumidores somos los únicos que tenemos el poder de cambiar la forma en que se produce lo que comemos.

Al demandar más productos que provienen de medios de producción sostenibles y respetuosos con los animales vamos dejando atrás el obsoleto modelo alimentario que se basa en la ganadería industrial.

Porque nos importan los animales y no queremos seguir apoyando a una industria que los maltrata, cada vez somos más los que queremos ayudarles.

Si ya estás decidido a sumarte a esta tendencia global, estos tips que traigo hoy son para ti.

Te invito a dar el primer paso a hacia una nueva forma de alimentación que trae beneficios y satisfacción a todos.

paul_mccartney_veg_ad

Súmate al Lunes Sin Carne.
Engánchate a esta campaña internacional que promueven estrellas de la talla de Paul McCartney y Gwyneth Paltrow. Al menos un día a la semana, prueba no comer carne. Puede que esto no sea un gran esfuerzo para ti pero reducirá tu consumo en un 15% lo cual beneficiará masivamente a los animales, el medioambiente y a ti.

Organiza tus platos con más vegetales y menos carne.
Con tantas alternativas tan nutritivas y deliciosas la carne no tiene porqué seguir siendo el alma de la fiesta. Prueba incorporar más vegetales a tu plato y haz combinaciones de texturas, colores y sabores. ¡Te sorprenderá y deleitará la cantidad de posibilidades!

img_1081

Salteado de Vegetales y Coco

Inspírate en los sabores de otras nacionalidades al comer dentro o fuera de casa.
Muchos de los platos más populares del mundo son vegetarianos y ya los conoces. Tal es el caso de la cocina de México, India, Italia y China, por solo mencionar algunos. Además, las recetas, franquicias y restaurantes con este tipo de cocina abundan, así que no podemos añadir otra cosa más que ¡buen provecho!

600_213735642.jpeg

Reduce a la mitad las porciones de carne.
Antes de comenzar a comer piensa en cuanta carne comes y reemplaza una parte con vegetales y ve agregando cada vez más porciones de tus alternativas a la carne favoritas. Esto hará que puedas comenzar a sentirte satisfecho comiendo menos carne y más vegetales.

img_20140825_192510

Hamburguesas de garbanzos y papas.

Conecta esta meta con otra y disfrútalo.
Reducir tu ingesta de carne te traerá grandes beneficios a tu salud como más energía y rendimiento físico, así que aprovechando estas ventajas ¿por qué no comenzar alguna actividad física? De esta forma «comer menos carne» se convertirá en parte de tu entrenamiento y también una motivación más.

pzh4mxdw-1449546257

Haz que otros conozcan tus intenciones.
Nada facilita más un cambio que dar a conocer a otros nuestros propósitos.

Míralo así: si te invitan a cenar seguramente tus anfitriones prepararán con anticipación algo especialmente para ti y si sales a comer con tus amigos será más fácil para todos escoger el restaurante.

Al saber que estás reduciendo tu consumo de carne, muchas personas podrán hacerte recomendaciones de restaurantes, recetas e información en general.

Además, dando a conocer tus motivos (los animales, la sostenibilidad del planeta y tu salud) puedes animar a otros a dar el primer paso como seguramente alguien te motivó a ti.

Anuncios

Cómo sería el mundo si todos fueran veganos

id-10048643

Una nota de Reuters describe cómo se vería el mundo si todos fuéramos veganos, a partir de un nuevo estudio publicado en la prestigiosa revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America.

Si cada ser humano en el planeta adoptara una alimentación vegana, “el mundo podría evitar millones de muertes para el año 2050, disminuir sustancialmente las emisiones que provocan el calentamiento global y ahorrar billones de dólares anualmente en costos de programas de salud y cambio climático”.

Éste es el primer estudio que estima el impacto que tendría la adopción mundial de una alimentación a base de plantas tanto en la salud como en el ambiente. Marco Springmann, autor principal del estudio, señaló que “lo que comemos influye de gran manera en nuestra salud y el ambiente”.

El estudio encontró que si la población mundial consumiera vegetales y frutas, y cantidades limitadas de carne roja, azúcar y calorías, las emisiones de gases de efecto invernadero (GEF) relacionadas con la comida disminuirían 29%. Adoptar una alimentación vegetariana disminuiría las emisiones en un 63% y una alimentación vegana lo haría hasta en un 70%.

Adicionalmente, el estudio encontró que estos cambios en la alimentación podrían ahorrar de 700 a 1,000 billones de dólares por año en gastos médicos y días laborales perdidos. También se aumentarían las ganancias económicas en USD$570 gracias a la reducción de emisiones de GEF.

“Adoptar dietas más sanas y sostenibles puede ser un gran paso en la dirección correcta”, indicó Springmann. Aunque suena idealista pensar en que la población mundial adopte una alimentación a base de plantas, ésta puede ser nuestra única esperanza para salvar el planeta.

10425513_10153013149068972_1311999201266831589_n

Fuente:Reuters

Tendedores sobre Cuchillos

Tenedores sobre cuchillos, (en inglés Forks Over Knives) es un documental dirigido y guionado por Lee Fulkerson y producido por Monica Beach Media en 2011. Trata sobre alimentación, salud, medicamentos y veganismo.

Enmarca los beneficios de una dieta vegetariana, y nos muestra la opinión de expertos sobre los beneficios de comer una dieta basada en alimentos de origen vegetal y la relación que hay entre lo que comemos con las diferentes enfermedades como diabetes, cáncer e infartos.

forks-over-knives-movie-poster

En otras palabras,las plantas no sienten dolor.

veggies

Traducido del blog personal de Gary Francione

Una vez más, nos dicen que no hay realmente diferencia significativa o cualitativa entre plantas y animales. En un artículo titutlado “No Face but Plants Like Life Too”, [“Sin rostro, pero las plantas también gustan de la vida”] Carol Kaesuk Yoon escribe que, aunque ella dejó de comer carne:

«Mi entrada en lo que parecía ser el plano moral superior fue sorprendentemente desagradable. Me sentí asediada no sólo por un deseo extrañamente intenso de pollo, sino también por pesadillas en las que estaba comiendo un magnífico y jugoso bistec –podía saborear perfectamente la deliciosa grasa −, de la que me despertaba presa del pánico, hasta que me daba cuenta de que había sido carnívora sólo en mi imaginación.

Las tentaciones y las pruebas estaban por doquier. La más sorprendente resultó ser la comprensión de que no podía de hecho explicarme a mí misma o nadie más porqué matar un animal era algo peor que matar a las muchas plantas que yo ahora estaba comiendo.»

Ella descubrió que:
«Formular una razón verdaderamente racional para no comer animales, al menos mientras se consume toda clase de otros organismos, era difícil, tal vez incluso imposible.»

Ella dijo:
«A las plantas no parece importarles ser matadas, al menos hasta donde podemos observar. Pero tal vez sea ésa exactamente la dificultad.

A diferencia de una vaca que corre mugiendo, las reacciones de las plantas a un ataque son para nosotros mucho más difíciles de detectar. Pero, de igual manera que un pollo corriendo por alrededor sin su cabeza, el cuerpo de una planta de maíz arrancada del suelo o rebanada en piezas lucha por salvarse a sí mismo, tan vigorosa y tan inútilmente como el pollo, si bien de forma mucho menos obvia para el oído y el ojo humano.»

Lo problemático de este artículo es que está en la sección de Ciencia del New York Times. Pero no hay ciencia aquí.

Primero, no hay ninguna duda de que las plantas están vivas y de que conducen todo tipo de complicados procesos. Pero hay una diferencia crucial entre las plantas y los animales.

Bos_-_Cattle_(cows)

La diferencia entre el animal y la planta implica la sintiencia. Eso es, los no humanos –o al menos aquéllos que explotamos rutinariamente−, son claramente conscientes de percepciones sensitivas. Lo seres sintientes tienen mentes; ellos tienen preferencias, deseos o necesidades. Esto no significa decir que las mentes de los animales son como las mentes de los humanos.

Por ejemplo, las mentes de los humanos, que usan el lenguaje simbólico para navegar por el mundo, pueden ser muy diferentes de las mentes de los murciélagos, que usan la ecolocación para navegar por los suyos. Es difícil saberlo. Pero es irrelevante; el humano y el murciélago, ambos, son sintientes. Ambos son esa clase de seres que tienen intereses; ambos tienen preferencias, deseos, o necesidades. El humano y el murciélago pueden pensar diferente respecto de esos intereses, pero no puede haber una duda seria de que ambos tienen intereses, incluyendo un interés de evitar el dolor y el sufrimiento y un interés en continuar existiendo.

Las plantas son cualitativamente diferentes de los humanos y de los no-humanos sintientes porque las plantas, por cierto, están vivas, pero no son sintientes. Las plantas no tienen intereses. No hay nada que una planta desee, o necesite, o prefiera porque no hay una mente ahí para involucrarse en esas actividades cognitivas. Cuando decimos que una planta “necesita” o “quiere” agua, no estamos haciendo una afirmación respecto al estado mental de la planta, así como tampoco la hacemos cuando decimos que el motor de un auto “necesita” o “quiere” aceite.
Puede ser por mi propio interés que pongo aceite en mi auto. Pero no es por el interés de mi auto; mi auto no tiene ningún interés.

Una planta puede responder a la luz del sol y otros estímulos pero eso no significa que la planta sea sintiente. Si paso una corriente eléctrica a través de un alambre adjunto a una campana, la campana suena. Pero eso no significa que la campana sea sintiente. Las plantas no tienen sistemas nerviosos, receptores de benzodiacepina o cualquiera de las características que identificamos con la sintiencia. Y todo esto tiene base científica.
¿Porqué las plantas desarrollarían la capacidad de sentir cuando no pueden hacer nada en respuesta a un acto que las daña? Si arriman una llama de fuego a una planta, la planta no puede correr; permanece ahí donde está y arde. Si arriman una llama a un perro, el perro hace exactamente lo que ustedes harían –grita preso del dolor y tratar de escapar de la llama−.
La sintiencia es una característica que evolucionó en ciertos seres para hacerlos capaces de sobrevivir escapando de los estímulos nocivos. La sintiencia no serviría a ningún propósito a una planta; las plantas no pueden “escapar.”

Incluso los jainistas, que consideran que las plantas tienen un sentido (el tacto) reconocen que plantas y animales (incluyendo los insectos) son cualitativamente diferentes y prohíben comer animales, pero no prohíben la ingesta de plantas.

Segundo, si Ms. Yoon estuviera realmente preocupada respecto de la explotación de las plantas, entonces ella debería reconocer que al comer productos animales, de hecho está consumiendo más plantas que las que consumiría si estuviera comiendo plantas directamente. Se necesitan muchos kilos de plantas para producir un kilo de carne. Entonces, cuando Ms. Yoon se sienta a comer ese “magnífico y jugoso bistec,” está consumiendo cerca de 5 kilos y medio de plantas.

Por lo tanto, si las plantas importan moralmente y Ms.Yoon se preocupa por la moral, entonces, a menos que vaya a ayunar hasta morir, está moralmente obligada a comer plantas porque comerá menos plantas si consume plantas directamente, y evitará el sufrimiento y muerte de los mamíferos, aves o peces, que son todos claramente sintientes en el modo en que los humanos son sintientes (a pesar de cualquier diferencia cognitiva entre humanos y otros animales).

Ms. Yoon argumenta que podemos dudar de que a algunos animales, tales como las esponjas, carezcan de sensibilidad. Aunque es verdad que siempre hay áreas grises, estoy seguro de que Ms. Yoon no come muchas esponjas. Los animales que rutinariamente consumimos –vacas, pollos, cerdos, peces− todos son, sin ningún cuestionamiento, sintientes.

Entonces, ¿de qué trata este ensayo al final de cuentas?

La respuesta está en el último párrafo, que comienza:
«Mis esfuerzos por renunciar a la carne no duraron más de un par de años.»
Ms. Yoon no quería seguir siendo vegetariana. Ella estaba echando de menos aquel “magnífico y jugoso bistec.” Tenía que decirse a sí misma que no hay realmente ninguna diferencia entre plantas y animales, así que es todo lo mismo, y entonces ella puede comer el bistec con el que estaba soñando. Pero realmente esto no tiene nada que ver con la ciencia.

No hay nada mejor para suscitar una repentina y ferviente preocupación por las plantas que una propuesta a alguien de no comer productos animales o el deseo de retornar a comerlos. Nada.

SENSORES DE DOLOR
sensores de dolor

La Pirámide de Alimentación Vegana

Pirámide vegana

La pirámide de alimentación vegetariana estricta no contiene productos de origen animal. La siguiente pirámide nutricional está basada en los trabajos y estudios de Brenda Davis, Vesanto Melina y David Bousseau (Becoming Vegan, Ed. BPC, 2000):

Esta es la pirámide alimenticia que todo vegetariano estricto o vegano debería seguir.

En la base encontramos los hidratos de carbono en forma de pan, pasta y cereales siendo aconsejado consumir de 6 a 11 raciones de cereales, siempre es más aconsejable cereales integrales y se debe evita el consumo de cereales refinados como es el caso de las harinas blancas o la mayoría de los cereales de desayuno.

Si subimos al segundo nivel, encontramos verduras y frutas, de las cuales se aconsejan mínimo 3 raciones de verduras y 2 de frutas, entre las recomendaciones siempre que se pueda se debería comer este tipo de alimentos crudos así nos aseguramos de conseguir todo el aporte nutricional que estos alimentos nos aportan.

En el tercer nivel tenemos las legumbres y los alimentos ricos en calcio.

Las legumbres son una fuente muy rica de proteínas, poseen la mayoría de los aminoácidos esenciales, aún así, para conseguir el aporte adecuado de proteínas lo mejor es combinar estos alimentos con cereales, los cuales equilibran el contenido en proteínas ya que, aunque carecen de lisina (muy rica en leguminosas), poseen las cantidades necesarias de aminoácidos esenciales. Se recomienda un consumo de 2 a 3 raciones.

En este nivel también vemos que hay un grupo formado por aquellos alimentos que son ricos en calcio (se aconseja de 6 a 8 raciones). En este tipo de alimentación hay que saber muy bien qué comer y cómo combinar los alimentos para evitar carencias, una de las más frecuentes sino se hace bien es el déficit de calcio, ya que en una alimentación equilibrada en la que se incluyen alimentos de origen animal las necesidades de calcio se cubren bien con los lácteos y sus derivados. En una alimentación vegana, por el contrario, el aporte adecuado de calcio se ve limitado ya que tiene una escasa presencia en alimentos de origen vegetal puesto que muchos de estos alimentos apenas contienen o, en el caso de que lo contengan, el calcio se ve limitado por sustancias que impiden su absorción. Ejemplos de alimentos ricos en calcio son los frutos secos, alimentos vegetales de color verde como el brócoli (ojo con este grupo ya que la presencia de oxalatos puede impedir su absorción), algas, leches de distintos tipos soja, almendras, arroz, avellanas, etc.

Muchos productos vienen ya con suplementos de calcio para ayudar al aporte adecuado de este mineral. En cuanto a la asimilación del calcio destacar el papel que tiene la vitamina D en su absorción y metabolización.

Siguiendo este hilo de productos con suplementos, llegamos al último nivel en el que encontramos complementos y productos esenciales, tales como suplementos de vitamina B12, y los distintos aceites ricos en ácidos grasos tipo omega 3, 6 o 9.

La vitamina B12 es otro nutriente difícil de cubrir en este tipo de alimentación ya que es una vitamina de origen, prácticamente y en exclusiva, animal. No obstante existen suplementos y alguna excepción en cierto tipo de alimentos como son algunos tipos de algas.

Los omega 3 son un tipo de ácidos grasos muy común en alimentos de origen animal, en pescados, sobretodo de aquellos procedentes de aguas frías como el salmón. Nuestro organismo necesita un aporte adecuado de omega 3 y sobretodo de sus derivados ALA, EPA y DHA, el organismo puede producir EPA y DHA si consumimos ácidos grasos omega 3 que luego se encarga de metabolizar y transformar. Los frutos secos, como las nueces, son una buena alternativa y en cuanto a aceites, el de lino es uno de los más importantes con respecto al aporte de estos ácidos grasos.

El hierro es un mineral difícil de absorber en una dieta exclusiva de alimentos de procedencia vegetal. Esto no quiere decir que los alimentos de origen vegetal no contengan hierro, sino que existen dos tipos de hierro, hierro hemo muy común en alimentos de origen animal y hierro no hemo característico de los alimentos de origen vegetal. Este último tipo de hierro tiene mayor dificultad para absorberse en el organismo ya que tiene menor biodisponibilidad.

¿Cómo solucionamos el problema del hierro? Pues bien, antes que suplementar, podemos recurrir a conseguir un adecuado aporte de vitamina C que nos va a ayudar a metabolizar este tipo de hierro, por esto hay que garantizar un adecuado consumo de frutas y vegetales ricos en dicha vitamina. Además, debemos evitar consumir café o té después de las comidas ya que poseen sustancias que inhiben la asimilación de este mineral.

piramide vegana

piramidevegana2oz9fn7

¿Qué tiene de malo la leche?

3526366165_no_milk_answer_2_xlarge Sólo los humanos toman leche después de la infancia, y ninguna otra especie toma la leche de otras especies. La leche de vaca es normal para los terneros, que tienen cuatro estómagos, duplican peso en 47 días y llegan a los 362.8 kg en menos un año. ¿Tú crees que te pareces a un ternero? Contrariamente a propagandas como esta, los productos lácteos se relacionan con afecciones cardíacas, el cáncer, la obesidad, la diabetes e incluso la osteoporosis. El alto contenido de proteína animal, depura el calcio del cuerpo. ¡Los países que más consumen leche en el mundo tienen los más altos niveles de osteoporosis! Y ocurre todo lo contrario en Japón y China donde asi no existen los productos lácteos. La leche también está llena de grasa y colesterol, y contiene otros ingredientes que tú definitivamente no quieres dentro de tu cuerpo: pesticidas, hormonas, dioxinas y antibióticos. Puedes recibir todo el calcio que necesitas comiendo brócoli, higos, granos, cereales fortificados, por ejemplo. Tú no eres un bebé ni un ternero, ¿por qué comes como si lo fueras? La intolerancia a la lactosa causa dolores de estómago, diarrea y flatulencias. La mayoría de las personas, (50-60%), desarrollan intolerancia a la lactosa porque, al igual que todos los animales, nuestros cuerpos no están diseñados para tomar leche como adultos. Fuente: PETA http://www.peta.org/international/ 05sm_milk_jpg_1445572e  

Día Mundial del VEGANISMO

VEGANISMO

1 de Noviembre,Día Mundial del VEGANISMO

Esta fecha conmemora la creación de la primera sociedad vegana en el año 1944 en Reino Unido de la mano de Donald Watson.

”El Veganismo es una filosofía de vida que excluye todas las formas de explotación y crueldad hacia el reino animal e incluye una reverencia a la vida. En la práctica se aplica siguiendo una dieta vegetariana pura y anima el uso de alternativas para todas las materias derivadas parcial o totalmente de animales”.

741291_540697319352899_927247840_o

68839_395557607189169_1569276131_n

bcampdera.wordpress.com/2013/11/01/1-de-noviembre-dia-mundial-del-veganismo/

Verdes Pensamientos

verdesènsamientos

Gary Lawrence Francione (nacido en mayo de 1954) es profesor de Derecho en la Universidad Rutgers de Nueva Jersey (Estados Unidos). Fue el fundador y director del Rutgers Animal Rights Law Centre. Es especialista en derechos de los animales y uno de los pioneros en la teoría abolicionista de derechos de los animales no humanos

http://es.wikipedia.org/wiki/Gary_Francione