Leche de Arroz

DCF 1.0

LECHE DE ARROZ

La de arroz es la más digestiva y la más apropiada para personas con el estómago delicado y si añadimos semillas de sésamo, conseguiremos un aporte extra de calcio, ácidos grasos esenciales y vitaminas del grupo B. Te explico cómo hacerla y las propiedades y beneficios de esta leche vegetal.

Debido a la gran controversia llevada a cabo en los últimos años sobre los beneficios o inconvenientes de la leche de vaca, cada vez son más las personas que la sustituyen por bebidas de origen vegetal que combinen bien con el café o los cereales. La leche de soja es la más popular, sin embargo en estos últimos años también parece haber desatado opiniones expertas encontradas.

Por el contrario, la leche de arroz no tiene detractores y, según parece, todo son beneficios. Por eso, más allá de la veracidad de la información que podamos encontrar, el sentido común nos dice que entre algo cuya salubridad no está muy clara y algo sobre lo que nadie alberga dudas, mejor lo segundo.

Leche de arroz, la más digestiva de todas

La propiedad más llamativa e interesante de la bebida o leche de arroz es su gran digestibilidad. De hecho, es una de esas bebidas que se pueden consumir cuando el cuerpo está muy revuelto y no admite ningún alimento. En todo tipo de trastornos gastrointestinales, como gastritis, acidez, vómitos, enfermedad de Crohn, colon irritable, gastroenteritis, etc., la leche de arroz nos proporciona una serie de nutrientes muy beneficiosos sin requerir grandes esfuerzos metabólicos por parte del organismo. De hecho ocurre lo mismo con el arroz. El arroz es el cereal más consumido en el mundo y sirve como base alimentaria en numerosas poblaciones, sobre todo gracias al aporte de energía, a su fácil digestión y a la depuración a la que contribuye gracias a su fibra (cuando es integral).

Propiedades de la leche de arroz

  • Contiene una importante cantidad de hidratos de carbono de absorción lenta (los mejores para el organismo en general y las personas diabéticas en particular).
  • Contiene cierta cantidad de proteínas aunque no con todos los aminoácidos esenciales.
  • Contiene ácidos grasos esenciales Omega-3 y Omega-6.
  • Contiene vitaminas del grupo B y vitamina E.
  • Contiene cantidades reducidas de calcio y hierro.

Beneficios de la leche de arroz

  • No contiene gluten.
  • A diferencia de la leche de vaca, no contiene grasas saturadas, lactosa ni caseína.
  • Reduce los niveles de colesterol.
  • Al no contener grasas saturadas es perfecta para dietas de adelgazamiento. De hecho, contiene menos calorías que la mayor parte de las bebidas vegetales.
  • Aporta ácidos grasos muy beneficiosos para el corazón.
  • Supone una fuente de energía muy eficaz.
  • Es la más digestiva de todas las bebidas vegetales.
  • Es una bebida muy ligera y refrescante de sabor dulce.
  • Contiene triptófano, un aminoácido esencial necesario para la salud del sistema nervioso y especialmente apropiado para mantener un buen estado anímico.
  • Tonifica los pulmones y el sistema respiratorio.
  • Está indicada para todo tipo de personas: niños, mayores, embarazo, personas con estómago sensible, alérgicas, intolerantes a la lactosa o al gluten, etc.

Leche de arroz y proteínas

Uno de los inconvenientes de la leche de arroz con respecto a la leche de vaca son las proteínas. La leche de vaca, al igual que cualquier producto de origen animal, es un alimento rico en proteínas de alto valor biológico. ¿Qué quiere decir? Que las proteínas presentes en la leche de vaca contienen todos los aminoácidos esenciales en las cantidades precisas. No obstante, existen evidencias científicas de que, por muy alto que sea el valor biológico de las proteínas de la leche de vaca, generan putrefacción y acidosis en el organismo.

En cualquier caso, el arroz no es un alimento rico en proteínas o, mejor dicho, no contiene todos los aminoácidos esenciales en las cantidades apropiadas.

Una buena forma de complementar la leche de arroz con otro alimentos ricos en los aminoácidos que le faltan al arroz es tomar a lo largo del día:

  • Legumbres
  • Frutos secos
  • Semillas

Leche de arroz y calcio

Otro de los inconvenientes de la digestiva leche de arroz con respecto a la leche de vaca es que es pobre en calcio. Aunque el calcio de la leche de vaca, por mucho que tenga, no es tampoco muy eficiente, ya que no se absorbe bien en los intestinos y, además, la acidosis que genera resta calcio a los huesos generando osteoporosis.

Una buena manera de asegurarnos un aporte de calcio adecuado por las mañanas es mezclar, junto con la leche de arroz, semillas de sésamo, una de las fuentes más ricas de:

  • Calcio
  • Ácidos grasos esenciales Omega-3 y Omega-6
  • Vitaminas del grupo B.

Dónde conseguir leche de arroz

La auténtica leche de arroz es una bebida vegetal fermentada que se obtiene a partir de granos de arroz molidos y cocidos.

La forma más sencilla y práctica de conseguir leche de arroz es en:

  • Centros especializados en comida natural
  • Centros especializados en comida vegetariana
  • Centros especializados en comida ecológica
  • Herbolarios
  • Artesanos de la zona

La leche de arroz que podemos comprar en establecimientos tiene el inconveniente de que es cara, comparada con la leche de vaca convencional que encontramos en los supermercados, pero tiene una cierta duración y, si te lo puedes permitir, no lo dudes. Cómprala en un establecimiento de productos ecológicos.

Receta de leche de arroz casera rica en calcio

Si, por el contrario, tu economía no anda muy brillante y además te gusta elaborar tus propios productos en casa, a continuación te mostramos cómo hacer leche de arroz casera. Los ingredientes y utensilios que necesitarás son:

  • 2 cucharadas de arroz
  • 1 litro de agua mineral o filtrada
  • 1 cucharadita de azúcar de caña integral
  • 1 cucharada de semillas de sésamo

Para elaborarla, sigue los siguientes pasos:

Lava bien los granos de arroz
Hierve el arroz en agua hasta que esté hecho
Retira el agua sobrante (si es que ha sobrado)
Añade el agua mineral o filtrada junto con el arroz, el sésamo y el azúcar al recipiente de la batidora
Bátelo todo
Guarda la mezcla en un recipiente de vidrio y mételo en la nevera (se puede conservar dos o tres días)
Si no te gusta tan espesa, filtra el líquido una vez batido.

Conclusiones sobre la leche de arroz

La leche o bebida de arroz es una buena alternativa a la leche de vaca. Es la bebida vegetal más digestiva (mucho más que la leche de soja) y nos proporciona la energía necesaria para empezar las mañanas con fuerza.

Además posee ácidos grasos esenciales y vitaminas del grupo B. Si la combinamos con semillas de sésamo obtendremos una mezcla rica, además, en calcio.

Rice

 

Natillas de coco con piña caramelizada

???????????????????????????????

Ingredientes:

  • 3 tazas de Leche de coco
  • 3 cucharadas de coco rallado fresco
  • 3 cucharaditas de maicena o fécula de maíz
  • 1 Piña cortada  en rodajas y en pedacitos
  • 1/3 taza de azúcar + 3 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de manies triturados para adornar

Preparación:

En una olla o cacerola de fondo grueso a fuego medio alto ponga a hervir la leche de coco, el coco rallado ,y las 3 cucharadas de azúcar.
Después que la leche empiece a hervir baje el fuego a medio y deje hervir durante unos 18-20 minutos, revuelva la leche y raspe los lados de vez en cuando.
En una tacita pequeña mezcla el almidón de maíz con 3 cucharadas de agua , asegurándose de que no queden grumos.
Agregue el almidón de maíz a la leche hirviendo, mezcle bien y deje hervir durante 8-10 minutos hasta que espece, revolviendo de vez en cuando. Apague el fuego .Ponga a un lado.
Picar la mitad de la piña en pedacitos y el resto licuarlo pero no totalmente.
En una sarten o cacerola de fondo grueso a fuego medio cocine los pedazos de piña con el resto de la  azúcar, mantenga revolviendo ocasionalmente. Lentamente la piña comenzará  a caramelizarse; esto debe tomar alrededor de 4-5 minutos.
Saque la mitad de la piña sobre papel encerado  generosamente engrasado.
A continuación, agregue la piña triturada a la piña restante y cocine durante otros 2-3 minutos hasta que caramelize. Ponga a un lado.
Dejar enfriar a temperatura ambiente la natilla de coco y la piña..Es muy importante asegurarse que ambos estén fríos antes de unirlos porque sino se separaría el agua de la natilla.

Servir las natiilas en bowls y adornarla con los pedacitos de piña acaramelados y los manies triturados.

Alternativas Vegetales a la leche animal

Sanas, nutritivas, cremosas, sabrosas y, además, éticas. Existen numerosas alternativas a la leche de origen animal, que están al alcance de todos y que hasta se pueden elaborar en casa. Con proteínas vegetales y ricas en calcio (las que se comercializan están incluso enriquecidas con este mineral).

Por una alimentación ética, libre de explotación animal.

Leche de Soja

La bebida de soja o bebida de soya esta elaborada a partir de granos de soja. Se obtiene remojando, moliendo y filtrando la soja. Puede adquirirse en comercios, aunque también se comercializan aparatos para producirla en el hogar.

Imagen

Leche de Arroz

La leche de arroz es un tipo de leche de grano hecha de arroz. Se hace principalmente con arroz integral y sin endulzar. La dulzura en la mayoría de las variedades es generada por un proceso enzimático que divide a los carbohidratos en azúcares, en especial en glucosa, similar al amazake japonés.1 Algunos tipos de leche de arroz pueden estar endulzados con jarabe de caña de azúcar, jarabe de arroz marrón y otros azúcares.

Imagen

Leche de Coco

La leche de coco es un ingrediente empleado en las cocinas de Asia y el Caribe (Colombia, Panamá, Venezuela, Puerto Rico) como base platos y salsas. Tiene una apariencia similar a la leche. No se debe confundir esta “leche” con el agua de coco, ya que el “agua” no se saca de la pulpa, sino que está de forma líquida y natural en la cavidad central de la pulpa del coco. El color y sabor de la leche de coco se atribuye a su alto contenido de azúcares y aceites. La leche de coco suele encontrarse en la mayoría de los supermercados europeos y estadounidenses envasada en lata.

Imagen

Leche de Almendras

La leche de almendra es un sucedáneo de la leche elaborado principalmente con pasta de almendras, que era además base de la preparación de muchos de los platos de la cocina medieval. Al contrario que la leche de origen animal, no contiene colesterol o lactosa, y por lo tanto puede emplearse como substitutivo de ésta en muchas recetas de cocina

Imagen

Leche de Avellanas

Consiste en una mezcla de avellanas molidas y agua. Algunas empresas la comercializan en polvo, otras dentro de tetrabrik (envase de cartón) y otras en forma de crema, mezclada con azúcar o algún otro endulzante (se diluye una o dos cucharadas en agua)

Imagen

Propiedades de las Almendras y como preparar leche de Almendras

ImagenPropiedades de la Almendra.

Rica en calcio, proteínas y vitamina E, la almendra es un alimento imprescindible en una dieta sana y equilibrada. Además, resulta un ingrediente muy versátil tanto en recetas dulces como saladas.

La almendra es uno de los frutos secos con mayor aporte de vitamina E, una vitamina cuya ingesta a menudo está por debajo de lo que sería recomendable y que ejerce un valioso papel antioxidante. 50 g diarios de almendras crudas cubren las necesidades diarias de esta vitamina.

Otro punto destacable es su contenido en fibra. A pesar de su aspecto seco y homogéneo, la almendra posee una cantidad notable de fibra soluble (10%). Es ideal para estimular los movimientos intestinales y para conferir sensación de saciedad.
La almendra es también rica en proteínas (19 g/100 g), cantidad similar a la de la carne. Por ello en las dietas vegetarianas las almendras y los frutos secos en general tienen una gran importancia.

Además, este fruto seco es una de las pocas fuentes de proteínas vegetales que contiene arginina, un aminoácido esencial para los niños.

El contenido en hierro es otra de las virtudes de este delicioso fruto seco. Cincuenta gramos de almendras aportan una dosis de hierro muy similar a la de las espinacas, claro que éstas son 30 veces menos calóricas. El magnesio, el fósforo y el manganeso también son otros de los minerales que aporta este fruto seco en cantidades nada despreciables.

La Grasa, un regalo para las arterias.

Las almendras tienen un 52% de grasas. De ellas dos terceras partes corresponden a ácido oleico. Esto quiere decir que tomar almendras es muy parecido a tomar aceite de oliva desde el punto de vista cardiovascular. Tanto es así que se ha demostrado que en comunidades que se consumen dosis altas de frutos secos, la incidencia de enfermedades cardiovasculares es menor.

Otro punto a tener en cuenta es su contenido en ácido linoleico (omega-6), ácido graso esencial para el organismo que éste no sintetiza y que le es necesario obtener de la dieta.

La dosis recomendada.

Los expertos están de acuerdo en que una dosis recomendable de almendras para una persona sana es de unos 25 g al día (20 unidades), estando especialmente recomendada a niños, por su riqueza en calcio y proteínas; a vegetarianos, por su aporte en hierro y proteínas; y a personas aquejadadas de hipercolesterolemia, osteoporosis, déficit de peso, diabetes e intolerantes a la lactosa.

Compra y Conservación.

Es mejor comprar las almendras con cáscara. De este modo están menos tratadas y conservan mejor sus propiedades. La mayoría de frutos secos que se venden sin cáscara suelen llevar dióxido de azufre para conservarlos, por lo que es mejor elegir las biológicas. Al escoger las almendras se debe preferir las más pesadas y que no hagan ruido al agitarlas. Si se compran peladas, deben rechazarse las blandas y las de olor a rancio.

Dada su riqueza en grasa la almendra se enrancia con facilidad por lo que se debe evitar que cojan humedad, guardándolas en un lugar fresco y seco. También se pueden guardar en la nevera para conservarlas más tiempo.

LECHE DE ALMENDRAS

Ingredientes
200 gr de almendras crudas
1 litro de agua mineral

Elaboración
Poner a remojar las almendras en el agua, durante un par de horas, para que se hidraten y ablanden un poco.
Échalo todo al vaso de la batidora, y muele durante 2 ó 3 minutos. Deben quedar perfectamente trituradas y bien mezclado todo.
Coloca una gasa de algodón o nylon en un recipiente, sujetando los bordes. Vuelca el contenido dentro y exprime al máximo, hasta que no caiga ni una gota.
Bebe al natural o guarda en la nevera un rato, para tomarla más fresca.

Variante
Así tomada, sola, está deliciosa. Pero si prefieres endulzarla un poco, mézclala en la batidora con dos o tres frutos frescos, sin hueso, hasta molerlos bien.
También la puedes usar para hacer batidos de frutas, helados caseros, pasteles,… incluso mayonesa o salsa bechamel. Pero para estas últimas, recuerda no dulcificarla, claro.
Si no te da tiempo a remojar las almendras, porque andas con prisas, ningún problema. Muélelas tal cual. Tan sólo deberás tener en cuenta que necesitas insitir un poquito más con la batidora.
Y recuerda que puedes usar tanto almendras con piel como sin ella, siempre que estén crudas y sin sal.