Los mejores dibujos animados sobre los Derechos de los Animales de Charlie Hebdo

Uno de los peores atentados terroristas en nombre de las creencias religiosas se produjo el pasado  7 de Enero en Francia, 12 personas fueron asesinadas.

La pérdida de Charlie Hebdo es también un golpe para los derechos de los Animales

El Movimiento de los Derechos de los Animales perdió cuatro grandes y talentosos activistas con el asesinato de los dibujantes John (Cabu) Cabut , Stéphane (Carb) Charbonnier, Bernard (Tignous) Verlhac and Georges Wolinski. Eran cuatro de las 12 personas (entre ellas dos agentes de policía) que murieron en el asalto terrorista .Otras cinco personas resultaron heridas en el tiroteo.

El día antes Charlie Hebdo había contribuido con uno de sus dibujos animados a la organización activista L214 que hace campaña en Francia por los derechos animales.

Charlie Hebdo semanario satírico es también el único periódicos frances que condena claramente las corridas de toros, la esclavitud de los delfines y la caza mayor. La revista publica también una caricatura semanal sobre los derechos de los animales.

Éstos son sólo algunos ejemplos reciente:

CHfoiegras

En los Estados Unidos, hay un debate sobre la CIA y la tortura “Aquí, en la víspera de Año Nuevo, será que habrá un debate sobre el foie gras!”

Charlie-Hebdo-Dream-Tignous “Tengo un sueño!”

CH-vivsection

“Gracias a la ciencia, le voy a cambiar la cabeza a este ratón.” Paren la Vivisección!

Charlie-Hebdo-Bullfighting-Art-by-Charb  Las corridas de Toro son un Arte”

CH-Planet-of-Apes

“Bienvenidos al planeta de los simios” “¿¡Qué !? Ya no estoy en el planeta de los pendejos ?! “

CH-elephant “No somos payasos!”

Charlie-Hebdo-Pigeon-by-Charb Debemos probar nuestras medicinas en palomas … “
“Sí, ellos son los que más se asemejan a nuestros clientes …”

Charlie-Hebdo-Panda-TignousPequeño y deforestada … el zoológico ha recreado mi hábitat natural “.

Charlie-Hebdo-Lamb-by-Charb“Garganta bárbaramente rajada, comida para los pendejos.”   “Estamos en contra del etiquetado”

Charlie-Hebdo-Fur-by-Charb “Moda ética de piel …”   “Yo estoy usando Max Havelaar!”

La violencia es un problema social, y la violencia contra los seres humanos está vinculada a la violencia contra las otras especies.

Para aquellos que perdieron sus vidas, que en paz descansen.

Mis condolencias y solidaridad al pueblo francés.

  “JE SUIS CHARLIE HEBDO!

charlie-hebdo

Conceden el hábeas corpus a Sandra, una orangután del zoo de Buenos Aires

929Argentina Orangutan Freedom

Importante precedente judicial en los derechos de los animales

La orangután Sandra del zoo de Buenos Aires está a un paso de conquistar la libertad después de pasar en cautiverio toda una vida, 29 años. Un tribunal le ha reconocido los derechos como persona no humana que está privada ilegalmente de la libertad en un fallo que sienta un precedente y que podría provocar más aperturas de jaulas.

La Cámara de Casación -segundo tribunal de justicia de Argentina- ha admitido y reconocido el recurso de habeas corpus a favor del simio, que presentó la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (AFADA) y en los juzgados inferiores no había tenido acogida.

El hábeas corpus es una institución jurídica fundamental en pro de los derechos humanos, que se remonta a principios del siglo XIV durante el reinado de Eduardo I en Inglaterra, cuando se empezó a exigir a la monarquía que informara sobre las razones por las cuales se había restringido la libertad de algún súbdito.

El orangután siente y toma decisiones

En esta ocasión, los abogados amigos de los animales argumentaron que “Sandra” es una persona no humana ya que mantiene lazos afectivos, razona, siente, se frustra con el encierro, toma decisiones, posee autoconciencia y percepción del tiempo, llora las pérdidas, aprende, se comunica y es capaz de transmitir lo aprendido.

Y, por consiguiente, consideraron que al estar encerrada en el zoo sufre de privación ilegal de la libertad. Sin embargo para la jurisprudencia universal los animales están amparados por el régimen de propiedad privada y no son pasibles de gozar de derechos o personería jurídica, como los individuos o las empresas.

La sala dos de la Casación, un tribunal con jueces de antecedentes ‘garantistas’ aceptó e hizo lugar a lo solicitado. “A partir de una interpretación jurídica dinámica y no estática menester es reconocer al animal el carácter de sujeto de derechos, pues los sujetos no humanos (animales) son titulares de derechos, por lo que se impone su protección en el ámbito competencial correspondiente”, consignaron.

Ahora la orangután, hembra de la raza sumatra, nacida en un zoo de Alemania, dejaría en breve su celda e iría a parar a una reserva natural en Brasil. Sólo se demorará si las autoridades del Zoo, que depende del ayuntamiento de la ciudad, presenten un recurso de apelación a la Corte Suprema de Justicia argentina.

Se calcula que en zoos de las provincias de Argentina hay otros 14 primates en la misma situación que “Sandra”, según AFADA. Muchos ciudadanos podrán apelar a esta jurisprudencia y pedir la libertad, así como las de otros animales encerrados en zoos, parques acuáticos, etc. etc.

En San Salvador de Bahía, Brasil, hay un antecedente. En 2005 un fiscal presentó un habeas corpus y logró que un juez ordenara la libertad de un chimpancé que estuvo cautivo diez años pero que falleció antes de ser liberado.

orangutan

Dando voz a los Derechos Animales

Image               Image

Entrevista a Tom Regan, autor de Jaulas Vacías, acerca de su visión de los activistas por los derechos de los animales y sus estrategias de acción.

Tom Regan es una figura importante en el movimiento de los derechos animales y Profesor honorario de Filosofía de la Universidad del Estado de Carolina del Norte. Es autor de más de 20 libros, incluyendo “The Case for Animal Rights” (1983). Para fomentar el crecimiento de esfuerzos intelectuales y artísticos unidos a una preocupación positiva por los animales, Regan y su esposa Nancy co-fundaron la “Fundación de la Cultura y del Animal”, que organiza todos los años el “Festival de Estilo de Vida Compasivo” en Raleigh, Carolina del Norte.

El libro de Tom Regan “Jaulas Vacías: haciendo frente al desafío de los Derechos Animales”, explora el estado del movimiento de los derechos animales en el siglo XXI. Sobre el libro, Jim Motavalli, redactor de “E: The Environmental Magazine”, escribe: “En un mundo donde la explotación de otras especies se ha mecanizado e institucionalizado, los animales necesitan un portavoz. Esa voz pertenece a Tom Regan, de quien “Jaulas Vacías” es un escrito claro, elocuente que argumenta en favor de la compasión para los seres con quienes compartimos el planeta.”

Kymberlie Adams Matthews (Satya Magazine) tuvo la oportunidad de hablar con el profesor Regan sobre libro y la filosofía en la nueva ola del movimiento de los derechos animales.

P: ¿Cuáles han sido sus razones principales para escribir “Jaulas Vacías”: ¿hacer frente al desafío de los derechos animales? ¿Siente que estos objetivos se estén logrando?

– Hay una percepción errónea acerca de quiénes son los activistas por los derechos animales. En gran parte tiene que ver con la manera en que los medios nos presentan al público, una manera que desafortunadamente satisface a las industrias explotadoras de animales. El hecho es que los grupos de intereses (vía campañas publicitarias, departamentos de relaciones públicas o cabildeos) nos retratan deliberadamente como raros, emocionales e irresponsables, anti-científicos y anti-racionales. Ah! y por supuesto: también somos vándalos y terroristas.

Una de las razones principales por las que escribí “Jaulas Vacías” es para hacer ver a los no activistas de los derechos animales que las industrias explotadoras de animales también están abusando de ellos. No se le está diciendo la verdad al público. Todo lo contrario.

En segundo lugar, quisiera que la gente viera a los activistas de los animales como realmente somos: gente común y corriente que lleva la compasión que todos compartimos, un poco más lejos que la mayoría. Todo el que toma “Jaulas Vacías” ama a su animal de compañía y no quisiera que cualquier persona lastimara a cualquier perro o gato. Es un hecho. Todo lo que hacen los activistas de los derechos animales es tener compasión y extenderla a otros animales: los animales que se han convertido en alimento, en ropa, en herramientas. Estoy intentando romper la mitología sobre quiénes somos.

P: En su libro, usted escribe que el movimiento de los derechos animales a veces repele al público usando anuncios insípidos, comportamientos muy morales y bromas extravagantes para captar la atención de los medios. Específicamente, éstas son tácticas de grupos tales como PETA. ¿Usted cree que estas tácticas estén estancando el movimiento?

– Pienso que todas las organizaciones hacen algo bueno y ninguna organización hace solamente algo bueno. Me he sacado el sombrero por toda organización que todavía se esté levantando por la mañana, que todavía este intentando ayudar a los animales. Aún tenemos que darnos cuenta que hay industrias buscando cualquier cosa que hacemos para reforzar la imagen negativa de los derechos animales que ellos quieren comunicar. Creo que cuando hacemos algo autosuficiente, cuando nos implicamos en actos de violencia o vandalismo, o cuando nos comportamos insípidamente, esto es algo de lo que se aprovechan las industrias abusadoras de animales. Ellas echan un vistazo y dicen que ésta es la esencia del movimiento entero.

Deseo que todos los que están comprometidos con el movimiento retrocedan un paso y piensen antes de actuar. Debemos preguntarnos: “si hacemos esto, ¿ayudaremos a esa gente que quiere pintar un cuadro negativo del movimiento de los derechos animales?”. Algunas veces pienso que hay una carencia de juicio en el movimiento en cuanto a lo que es realmente eficaz, y para quién. Sin embargo, el activismo eficaz viene con matices grises. No hay una manera cien por ciento pura, sin error, de hacer este trabajo.

P: ¿Piensa que el movimiento de los derechos animales está en buen camino, o nuestras agendas personales y de organización se están cruzando en el camino? ¿Piensa que el movimiento de los derechos animales habría progresado más si hubiéramos trabajado colectivamente en estos asuntos?

– No tengo duda alguna que si trabajáramos más colectivamente y en colaboración lograríamos más. Pienso que toda la gente de puestos directivos de las organizaciones animales se están uniendo a esta idea. Al mismo tiempo, las organizaciones compiten por el mismo dinero. Hay un sentido comprensible entre las organizaciones, que son “ellas” quienes hacen el trabajo “importante”. A menudo no nos prestamos mucha atención el uno al otro y estamos centrados en nuestras propias agendas y ayudas financieras. Eso es un verdadero problema. Claramente, lo que se tiene que alcanzar es mucha más colaboración. Necesitamos ir desde la infancia a la madurez del movimiento de los derechos animales, y pasar la fase “aliménteme, tengo hambre, déme su dinero”. Necesitamos crear más campañas de coalición donde todos los grupos implicados se beneficien -y los animales también, por supuesto- en lugar de competir el uno con el otro.

P: Usted también dice que los dubitativos son el futuro de los derechos animales y los describe como gente que se cuestiona antes de comprender la filosofía de los derechos animales, o quienes llegan ahí lentamente, con un paso a la vez. ¿Qué es lo primero que los activistas pueden hacer para inspirar a los dubitativos a dar el salto?

– Esto puede sonar a auto-promoción, pero escribí “Jaulas Vacías” para la gente que usted esté describiendo -la gente cuyos amigos, miembros de la familia, o socios no los entienden. Ellos ven a los activistas de los derechos animales y ven los estereotipos negativos. Escribí “Jaulas Vacías” para usarla como herramienta, algo que dice, “Esto es lo que somos, lo qué realmente hacemos. Entendemos porqué usted no está a bordo. Sabemos que esto es un proceso. Por favor descúbralo usted mismo. Lea lo que realmente se ha estado haciendo al alimento en su plato, la ropa sobre su espalda, los zapatos en sus pies, los animales en el circo y en los parques marinos.” Si podríamos convencer a los dudosos en alcanzar esto, entonces quizá ellos entenderían de donde venimos.

No estamos quitándole algo a los seres humanos cuando respaldamos a los animales. De hecho, cualquier persona que está por los derechos animales tiene que estar por los derechos humanos. No es una situación excluyente.

P: Yo lo entiendo. Actualmente tengo un tatuaje que dice “Liberación Animal, Liberación Humana.” La libertad debe unirnos, no dividirnos.

– Creo que nuestra verdadera libertad esta en dejar de ser sus carceleros. Piense en eso. Aquí hay quienes están encarcelados todos los días, y el trabajo de usted es mantenerlos encarcelados todos los días. Cuando ellos son dejados en libertad, usted también será puesto en libertad, y su vida se abrirá a toda clase de posibilidades. Es así cómo entiendo esta noción: la liberación animal es la liberación humana. Cuando ellos son libres, nosotros somos libres.

P: En su libro usted discute la importancia de ser un “sujeto-de-una-vida”. ¿Qué es lo que usted más desea que sus lectores tomen de esta idea?

– Todos los animales son alguien. Alguien con una vida propia. Detrás de esos ojos hay una historia, la historia de su vida en su mundo como ellos lo experimentan. En nuestra cultura, nos han hecho pensar en los animales como cosas, como mercancía. El gran desafío yace en un cambio de percepción. La comprensión de que ellos tienen una vida propia, independiente de su utilidad para mí o para cualquier otra persona: esto es lo que estoy intentando establecer cuando me refiero a ellos como “sujetos de una vida.” En este sentido, son exactamente como nosotros, iguales a nosotros.

P: Pienso que hoy mucha gente del movimiento de los derechos animales piensa que firmar un cheque o pagar su membresía anual es ser parte del movimiento. Es fácil manipular a la gente dejando la responsabilidad personal a los “expertos.” Esto sucesivamente inculca un fuerte sentido de impotencia en la gente mientras que les alimenta de ilusiones de elección individual y poder. ¿Entonces qué piensa usted que supone ser un activista de los animales?

– La defensa animal es, en cierto sentido, pararse para contar verdaderas historias de la vida que no se están oyendo; verdaderas historias de la vida que la mayoría de gente está ignorando. El primer paso en la defensa animal es ayudar a la gente a ver las cosas de manera diferente. Los animales son alguien, no algo.

Obviamente siento estas cosas con gran pasión. Mi razón de estar en este mundo es ser portavoz de aquellos que no pueden hablar por sí mismos. Estoy absolutamente seguro de esto. No es nada excepcional en mi caso. Es la verdad de cualquier otro activista a favor de los derechos animales. Ésta es la razón por la cual estamos en el mundo. El hecho de tener un propósito en nuestra vida es algo muy inusual. Pienso que mucha gente nace y muere, y nunca tiene el sentido de porqué está aquí. Como activistas por los animales, tenemos una razón para levantarnos en la mañana. Una razón para descansar en la noche. Y eso es ser una voz para aquellos sin voz.

P: Regresando a sus ideas sobre los “dubitativos”, a algunos activistas de los animales les cuesta entender a la gente que toma solamente ciertas medidas, por ejemplo, una persona que se dedica a su refugio no eutanásico, pero come carne. ¿Cuál es su opinión sobre esta “jerarquía”?

– Pienso que cualquiera que se preocupa por los animales debe estar bastante agradecido de que alguien haga cualquier cosa por ayudar a los animales, incluso si ellos no hacen todo lo que pensamos que deben hacer. Si ellos están fuera trabajando para crear un refugio no eutanásico o protestando por el rodeo, ¿cómo podemos no estar agradecidos? Somos todos criaturas imperfectas, en un mundo imperfecto.

La última cosa que los activistas de los derechos animales deben hacer es dar a la gente otra razón para ignorar a los animales. Si nos presentamos como autosuficientes y puros, y vemos al resto del mundo como impuro, solo vamos a repeler a la gente. Ni siquiera puedo contar el número de gente que ha dado la espalda a los derechos animales cuando nos comportamos de esta manera.

Pienso que necesitamos pisar tierra. Estamos en contra del cuero, en contra de la piel, en contra de la seda. Entonces qué usamos: ¿algodón o gamuza sintética? Bien, el algodón es una de las cosechas mono-culturales más químicamente intensivas del mundo. Utilizan pesticidas, fungicidas, herbicidas- ‘cida’ significa muerte. Vierten la muerte sobre la tierra, aran los campos, matando animales, para cultivar el algodón. Los residuos desembocan en el mar y los ríos, y la vida marina muere. Cuando compramos algodón, la sangre de los animales está en nuestras manos. Esa es la verdad del asunto. La gamuza sintética es un subproducto petroquímico. Eso significa que aceite-y más aceite se derrama-y eso significa muerte para la vida marina. No hay nada puro en el mundo. Nada. Eso nos incluye.

Necesitamos extender nuestra mano en amistad a la gente que esta fuera del movimiento. Por supuesto, no comemos carne, no usamos piel, ni vamos a zoológicos ni acuarios. Pero esto no nos hace puros: esto sólo significa que estamos haciendo lo mejor posible.

P: ¿Cuál es su opinión sobre el clima político del mundo en este momento, siente que tiene algún efecto sobre los derechos animales?

– Tiene un efecto perjudicial en la comunidad de los derechos animales porque es duro ser escuchado. Cómo despertamos a la gente al abuso animal cuando ellos están tan preocupados por las políticas de asistencia sanitaria, de las hipotecas, de las violaciones a los derechos humanos. ¿Cómo podemos conseguir que presten atención a lo qué está sucediendo en la protectora local? ¿A la situación apremiante de las terneras? Para los activistas por los derechos animales, éstas son épocas desafiantes. Dicho esto, necesitamos seguir intentado propagar el mensaje, siempre recordando: sin nuestra voz, nadie cuenta sus historias. Y si nadie las cuenta, nadie las oirá tampoco.

Entrevista de  la Revista Satya.

Para saber más sobre Tom Regan y su libro, visita Jaulas Vacías: haciendo frente al desafío de los Derechos Animales. Para más información sobre la “Culture and Animal Foundation”visita http://www.cultureandanimals.org.

Fuente original de la entrevista: http://www.satyamag.com/aug04/regan.html

Declaración Universal de los Derechos del Animal

                         Imagen

Declaración universal de los derechos del animal
Londres, 23 de septiembre de 1977
Adoptada por la Liga Internacional de los Derechos del Animal y las Ligas Nacionales afiliadas en la Tercera reunión sobre los derechos del animal, celebrada en Londres del 21 al 23 de septiembre de 1977. Proclamada el 15 de octubre de 1978 por la Liga Internacional, las Ligas Nacionales y las personas físicas que se asocian a ellas. Aprobada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y posteriormente por la Organización de las Naciones Unidas (ONU)

Preámbulo
    Considerando que todo animal posee derechos,
    Considerando que el desconocimiento y desprecio de dichos derechos han conducido y siguen conduciendo al hombre a cometer crímes contra la naturaleza y contra los animales,
    Considerando que el reconocimiento por parte de la especie humana de los derechos a la existencia de las otras especies de animales constituye el fundamento de la coexistencia de las especies en el mundo,
    Considerando que el hombre comete genocidio y existe la amenaza de que siga cometiéndolo,
    Considerando que el respeto hacia los animales por el hombre está ligado al respeto de los hombres entre ellos mismos,
    Considerando que la educación debe enseñar, desde la infancia, a observar, comprender, respetar y amar a los animales,
    Se proclama lo siguiente:
 
Artículo 1.
    Todos los animales nacen iguales ante la vida y tienen los mismos derechos a la existencia.
Artículo 2.
    a) Todo animal tiene derecho al respeto.
    b) El hombre, en tanto que especie animal, no puede atribuirse el derecho de exterminar a los otros animales o de explotarlos violando ese derecho. Tiene la obligación de poner sus conocimientos al servicio de los animales.
    c) Todos los animales tienen derecho a la atención, a los cuidados y a la protección del hombre.
Artículo 3.
    a) Ningún animal será sometido a malos tratos ni actos crueles.
    b) Si es necesaria la muerte de un animal, ésta debe ser instantánea, indolora y no generadora de angustia.
Artículo 4.
    a) Todo animal perteneciente a una especie salvaje, tiene derecho a vivir libre en su propio ambiente natural, terrestre, aéreo o acuático y a reproducirse.
    b) Toda privación de libertad, incluso aquella que tenga fines educativos, es contraria a este derecho.
Artículo 5.
    a) Todo animal perteneciente a una especie que viva tradicionalmente en el entorno del hombre, tiene derecho a vivir y crecer al ritmo y en las condiciones de vida y de libertad que sean propias de su especie.
    b) Toda modificación de dicho ritmo o dichas condiciones que fuera impuesta por el hombre con fines mercantiles, es contraria a dicho derecho.
Artículo 6.
    a) Todo animal que el hombre ha escogido como compañero tiene derecho a que la duración de su vida sea conforme a su longevidad natural.
    b) El abandono de un animal es un acto cruel y degradante.
Artículo 7.
    Todo animal de trabajo tiene derecho a una limitación razonable del tiempo e intensidad del trabajo, a una alimentación reparadora y al reposo.
Artículo 8.
    a) La experimentación animal que implique un sufrimiento físico o psicológico es incompatible con los derechos del animal, tanto si se trata de experimentos médicos, científicos, comerciales, como toda otra forma de experimentación.
    b) Las técnicas alternativas deben ser utilizadas y desarrolladas.
Artículo 9.
    Cuando un animal es criado para la alimentación debe ser nutrido, instalado y transportado, así como sacrificado, sin que de ello resulte para él motivo de ansiedad o dolor.
Artículo 10.
    a) Ningún animal debe ser explotado para esparcimiento del hombre.
    b) Las exhibiciones de animales y los espectáculos que se sirvan de animales son incompatibles con la dignidad del animal.
Artículo 11.
    Todo acto que implique la muerte de un animal sin necesidad es un biocidio, es decir, un crimen contra la vida.
Artículo 12.
    a) Todo acto que implique la muerte de un gran número de animales salvajes es un genocidio, es decir, un crimen contra la especie.
    b) La contaminación y la destrucción del ambiente natural conducen al genocidio.
Artículo 13.
    a) Un animal muerto debe ser tratado con respeto.
    b) Las escenas de violencia en las cuales los animales son víctimas, deben ser prohibidas en el cine y en la televisión, salvo si ellas tienen como fin el dar muestra de los atentados contra los derechos del animal.
Artículo 14.
    a) Los organismos de protección y salvaguarda de los animales deben ser representados a nivel gubernamental.
    b) Los derechos del animal deben ser defendidos por la ley, como lo son los derechos del hombre.

                                  Imagen

10 de diciembre: Día Internacional de los Derechos Animales

                                                  Imagen

Desde el año 1950 se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos al morir unos 60 millones de seres humanos como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial; de las mayores víctimas humanas que una guerra haya producido en toda la historia.

Desde 1997 se conmemora también el 10 de Diciembre, el DIA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS ANIMALES realizándose actos en numerosas ciudades del mundo para reivindicar Derechos para TODOS los animales, con el objetivo de lograr hacer reflexionar a la humanidad que el respeto debe otorgarse a todos los seres sintientes y no sólo a los animales humanos.

Estas acciones, sin duda, han dado lugar a un mayor debate público y político sobre el concepto de derechos de los animales, porque no podemos hablar de paz y no violencia mientras todavía mueren millones de animales en campos de concentración, los mataderos, barcos pesqueros, laboratorios de experimentación animal e industrias peleteras.

Del mismo modo en el que hemos rechazado las violaciones masivas de mujeres por parte de las tropas durante la guerra, deberíamos rechazar las violaciones que hoy en día se realizan a millones de vacas en el negocio lechero. Así como millones de seres humanos, se vieron desplazados y desarraigados de sus lugares de origen, hoy en día, miles de animales son arrebatados de sus familias, de sus hábitats para ser utilizados en circos, exhibidos en zoológicos, aprisionados en jaulas para luego quitarles su piel.

No buscamos excluir o reducir los derechos que poseen los humanos, sino incluir a los demás animales para que sus intereses básicos sean reconocidos. No hay motivo válido para excluir a individuos de otras especies, todos deberiamos ser igualmente considerados, dado que lo fundamental para que un individuo sea respetado, no es el color de su piel (racismo), su sexo (sexismo), o la especie a la que pertenece (especismo). Ellos deberian tener derecho a un mundo justo y libre, al igual que nosotros/as.

Respeto a los animales, implica dejar de utilizarlos para alimentarnos, vestirnos con su piel o pelo, entretenernos a costa de su sufrimiento y privaciones, es dejar de torturarlos en laboratorios y es dejar de tratarlos como esclavos ya que ellos merecen no ser nuestras propiedades.

Es por eso que en el Día Internacional por los Derechos Animales pedimos que ellos sean respetados siempre, todos y cada uno de ellos, porque “los fundamentos para la libertad, justicia y paz en el mundo” no serán verdaderos mientras sigan habiendo víctimas, y todavia mas invisibles como lo son las víctimas del especismo.

                       Imagen

Para leer: Drawing the line: Science and the case for animal rights

                                       Image

Título: Drawing the line: Science and the case for animal rights
Autor: Steven M. Wise
Editorial: Basic Books
Idioma: Inglés
No disponible en español

El profesor de Derecho Animal de la Universidad de Harvard, fundador del Animal Legal Defense Fund y creador del Nonhuman Rights Project, Steven Wise, aborda en esta apasionante obra el interesante propósito de cómo conseguir en los modernos Estados de Derecho el reconocimiento legal de la personalidad jurídica a ciertos animales.

Para leer: Animal, Politics and Morality (Issues in Environmental Politics Series)

                                           Imagen

Título: Animal, Politics and Morality (Issues in Environmental Politics Series)
Autor: Robert Garner
Editorial: Manchester University Press
Idioma: Inglés
No disponible en español
El profesor de Teoría Política de la Universidad de Leicester (UK) y especialista en Derechos de los Animales trata en este libro interesantes planteamientos y reflexiones que pivotan en torno a dos importantes ejes: “¿Cómo tratamos a los animales?” y “¿cómo deberían ser tratados?”.

Para leer: LLuvia sin truenos de Gary Francione

                                             Image

Este libro es uno de los libros más completos de entre aquellos que han sido escritos hasta el momento sobre las estrategias del movimiento por los derechos animales. La mayoría de los libros que tratan la llamada “cuestión animal” (el tema de la consideración de los animales no humanos y nuestra relación con ellos), se han centrado en explicar los argumentos de cara a tener en cuenta a estos. El trabajo de Francione tiene un objetivo distinto. Lo que Francione investiga es cuál es el mejor modo en el que puede llevarse a cabo la lucha para conseguir que efectivamente los animales no humanos sean respetados.
Descarga el e-book (PDF) + el Audiolibro dando click aquí
Descarga solo el e-book (PDF) dando click  aquí

 

Declaración Universal de los derechos del animal de compañía y de sus propietarios

                       Imagen

Artículo 1º
a) Todo animal de compañía, como ser vivo que siente, tiene derecho a una vida digna y a ser respetado. Y todo propietario de animal de compañía, como persona amante de los animales y responsable de su cuidado, tiene derecho a ser respetado por la sociedad en general.

b) Los derechos de los animales de compañía y de sus propietarios deben ser defendidos por la ley, al igual que los derechos del hombre.

c) Los animales de compañía tienen derecho a un lugar digno en la sociedad.

Artículo 2º
a) Los animales de compañía no pueden sobrevivir sin ayuda, y por tanto, tienen derecho a la protección por parte del hombre.

b) Ningún animal de compañía será sometido a malos tratos ni a actos crueles.

c) El abandono de un animal de compañía es un acto cruel y degradante.

d) Las escenas violentas en las que hayan víctimas animales deben ser prohibidas en el cine, televisión y prensa, a no ser que su objetivo sea denunciar los atentados contra los derechos del animal.

Artículo 3º
Los animales de compañía son seres vivos y como tales, tienen unas necesidades físicas y emocionales concretas. Los propietarios deben asegurarse de poder satisfacerlas durante toda la vida del animal.

Los animales de compañía:

a) Tienen derecho a una buena alimentación.

b) Tienen derecho a unos cuidados veterinarios.

c) Son animales sociales y necesitan vivir en compañía, así como dar y recibir cariño de sus propietarios y de la sociedad en general.

d) Tienen derecho a crecer al ritmo y en las condiciones de vida y libertad propias de su especie. El propietario deberá garantizar un espacio adecuado y suficiente destinado a ellos dentro de su hogar y cobijado de las inclemencias.

e) El perro necesita salir cada día a la calle como mínimo en tres ocasiones y no menos de 30 minutos, para hacer sus necesidades así como para hacer ejercicio, respirar aire fresco y relacionarse con otros perros y personas de todo tipo.

f) Necesitan moverse y hacer ejercicio de acuerdo con las características propias de cada raza. Las ciudades deben reservar espacios equitativos para el disfrute de los perros y de sus propietarios.

g) Tienen necesidad de jugar. Los propietarios deben reservarse cada día un rato para compartir y jugar con su animal de compañía.

h) Tienen derecho y pueden aprender durante toda su vida.

i) Tienen derecho a ser aceptados e integrados en la sociedad, tanto por otros propietarios como por los que no lo son.

j) Las ciudades deben permitir que los perros y sus propietarios puedan viajar en transporte público de acuerdo con la libertad de circulación .

Artículo 4º
Los perros de trabajo tienen derecho a una limitación razonable del tiempo e intensidad de trabajo, a una alimentación reparadora y al reposo.

Artículo 5º
a) El animal de compañía tienen derecho a que la duración de su vida sea conforme a su longevidad natural.

b) Si, por razones de salud, es necesaria la eutanasia de un animal de compañía, deberá ser realizada por un veterinario tras sedar al animal y ser instantánea, indolora y no generadora de angustia.

c) Todo acto que implique la muerte innecesaria de un animal de compañía es un biocidio, es decir, un crimen contra la vida.

En la foto Rock! 😉

Porqué el veganismo debe ser la base

            Imagen
Texto perteneciente al Blog personal de Gary Francione.

http://es.wikipedia.org/wiki/Gary_Francione

Estimados/as colegas:

Imaginen que están hablando con un grupo de personas que son fanáticas de los autos clásicos y que manejan sólo por el placer de manejar y no por ningún propósito en particular. De hecho, estas personas creen que manejar autos clásicos por placer es una tradición importante, una parte crucial de su cultura y, cada día, ellos entran en sus autos y manejan sólo porque lo disfrutan muchísimo y lo consideran como parte integral de lo que ellos son.

Si fueran a tratar de argumentar, a este grupo de personas, que es moralmente incorrecto el uso de sus autos para manejar rumbo al consultorio del médico para un chequeo médico o análisis, o llevar al miembro herido de una familia a la sala de emergencias, ellos en su mayoría ciertamente pensarían que la postura de ustedes no tiene ningún sentido. Después de todo, ellos piensan que es aceptable manejar simplemente por placer. Verdaderamente, manejar por placer es un aspecto importante de sus vidas. ¿Por qué aceptarían que manejar por una razón importante es algo malo cuando ellos piensan que manejar sólo por el placer de manejar es algo bueno?

Imaginen una segunda posibilidad. En vez de tratar de persuadir a este grupo de personas de que manejar por una razón médica importante está mal, ustedes sostienen que manejar por placer hacia un destino determinado, que no es diferente de cualquier otro destino, está mal. De nuevo, este grupo de conductores por placer encontrarían que la postura de ustedes es bizarra, porque es completamente arbitraria. ¿Porqué manejar por placer hacia un lugar es diferente de manejar hacia otro lugar? Y si ellos aceptaran que manejar hacia algún lugar elegido arbitrariamente está mal, eso dejaría abierta la cuestión de si manejar por placer en general está mal. Su preciada actividad estaría amenazada.

Esta simple hipótesis nos ayudará a entender las razones morales, lógicas y psicológicas de porqué el veganismo debe ser la base del movimiento de los derechos animales y porqué las campañas de un solo tema no tienen ningún sentido.

Comer animales: sufrimiento y muerte por el placer del paladar:

La mayoría de las personas comen cuerpos de animales y sus productos. Ninguno sostiene que tenemos necesidad de comer estos productos para una salud óptima; al contrario, la corriente médica dominante argumenta, cada vez más, que los productos animales van en detrimento de la salud humana. Pero, tanto si la comida con animales va en detrimento o no, ciertamente no es necesaria. Incluso la conservadora American Dietetic Association lo reconoce:

La posición de la American Dietetic Association es que las dietas vegetarianas apropiadamente planificadas, incluyendo las dietas totalmente vegetarianas (veganas) son sanas, nutricionalmente adecuadas y pueden proveer beneficios a la salud en la prevención y tratamiento de ciertas enfermedades. Las dietas vegetarianas bien planificadas son apropiadas para los individuos durante todas las etapas de la vida, incluyendo el embarazo, la lactancia, la primera infancia, la niñez y la adolescencia, y para los atletas.

Y sabemos que la cría de animales para comida es un desastre ecológico.

La única justificación que tenemos para infligir un terrible sufrimiento (bajo las condiciones más “humanitarias”) y la muerte a 56 mil millones de animales terrestres y a un número desconocido, pero probablemente de igual forma escalofriante, de peces y otros animales acuáticos, es que nos gusta su sabor. Estamos involucrados en esta matanza impresionante por razones de placer, entretenimiento y conveniencia. Consumir animales por ninguna otra buena razón es una parte importante de la vida diaria de la mayoría de las personas. De hecho, muchas personas consideran esta completamente innecesaria imposición de sufrimiento y muerte horrorosos como una tradición importante; algo que integra nuestro supuesto “excepcionalismo humano”

Vivisección:

Ahora imaginen que toman la postura de que el uso de animales en experimentos biomédicos es erróneo. Tal como argumenté, hay serios cuestionamientos en relación a la necesidad de la vivisección como cuestión empírica, y no hay una justificación moral para la vivisección. Pero el público, de manera abrumadora, cree que la vivisección es importante para la salud humana.

¿Porqué razón las personas que piensan que es aceptable infligir sufrimiento y muerte a los animales por razones de placer, pensarían que hay algo moralmente erróneo en el uso de animales para un propósito que, de hecho, ellos consideran (equivocadamente, en mi opinión) que es necesario y beneficioso? ¿Porqué las personas que están dispuestas a llenar sus arterias con grasa animal porque les gusta el sabor de la comida animal, no estarían dispuestas a apoyar la matanza de más animales porque piensan (otra vez, erróneamente, en mi opinión) que las muertes adicionales resultarán en una cura para sus problemas de salud?

La respuesta es clara: ellos no lo pensarán. No pueden hacerlo.

Argumentar con las personas que comen productos animales que la vivisección es moralmente errónea es como argumentar a los fanáticos de los autos clásicos que manejar por una razón importante es moralmente incorrecto. Estos fanáticos piensan que manejar por una razón trivial de placer simplemente está bien. ¿Por qué pensarían que hay algo erróneo en el hecho de manejar hacia el consultorio del médico para un chequeo médico o hacia la sala de emergencias? Y si ellos aceptaran que manejar por una razón importante es algo erróneo, su preciada actividad estaría en serio riesgo, como cuestión en general.

Ésta es la razón por la que, a pesar de los 200 años de campañas contra la vivisección, la práctica no sólo continúa sino que el número de animales usados en experimentos biomédicos, de hecho, está aumentando.

Otras campañas de un solo tema:

Consideren ahora las campañas de un solo tema diferentes de las de la vivisección, tales como las campañas contra tipos particulares de caza deportiva, o las campañas contra el uso de animales salvajes en los circos, o las campañas contra las pieles. Estas campañas son análogas a seleccionar arbitrariamente un destino y decir a nuestros fanáticos de los autos clásicos que manejar hacia tal destino es erróneo o peor que manejar hacia otro destino. Ellos piensan que está bien manejar por placer, así que, ¿por qué pensarían que manejar hacia un destino seleccionado arbitrariamente es erróneo?

Otra vez, ellos no lo pensarán. No pueden hacerlo.

De manera similar, aquéllos que consumen productos animales piensan que es moralmente aceptable infligir sufrimiento y muerte a los animales por el placer del paladar y participan en este uso de los animales cada día, varias veces por día. ¿Por qué pensarían que cazar está mal, cuando ellos van al supermercado y compran productos elaborados con animales que han sufrido tanto, si no más, como los animales que son cazados? ¿Por qué pensarían que usar animales por otras razones triviales es moralmente inaceptable? Ellos comen animales por placer. Y van a los zoológicos y a las corridas de caballos, ¿por qué pensarían que los animales salvajes en los circos presentan un problema en particular? Ellos usan lana y cuero, los cuales representan una tremenda cantidad de sufrimiento animal. ¿Por qué tendrían un problema particular con las pieles?

Ésta es la razón por la que, a pesar de décadas de campañas de un solo tema contra la caza, el “deporte” persiste; ésta es la razón por la que la campaña de un solo tema que ha existido por más tiempo en la historia de la defensa animal –la campaña anti-pieles– ha sido un absoluto fracaso. Aunque tales campañas puedan generar algún interés, la realidad es que ellas deben en última instancia fracasar en una cultura que considera el consumo de animales para comida como aceptable.

Mientras vivamos en una cultura que no cuestiona el uso de animales para comida –otra vez, no sólo el tratamiento de los animales sino el uso de los animales– las personas en general nunca van a adoptar las campañas de un solo tema de una manera masiva. La mayoría de las personas verán a estas campañas como arbitrarias. La mayoría de las personas reconocerán que los usos de los animales que son el objetivo de las campañas de un solo tema no son peores que los usos que ellos consideran como aceptables. Y ellos están dispuestos a involucrarse en la explotación innecesaria cada día de sus vidas; ¿por qué tendrían algún problema con otro uso de los animales que también es innecesario?

Recientemente, conversé con alguien que estaba involucrado en una campaña contra la caza en un parque determinado. Se apartó de su campaña y me explicó que decidió que lo que los cazadores estaban haciendo no difería de lo él que estaba haciendo al comprar y comer carne proveniente de su supermercado local y dado que ciertamente no iba a dejar de hacerlo, no podía ver la lógica en oponerse a la caza.

Y, por supuesto, estaba acertado. Cazar es una actividad espantosa y es muy perturbador que cualquiera, de hecho, disfrute matando a un ciervo o a un conejo. Pero, ¿cuál es la diferencia entre comer animales que son cazados y aquellos cuyos cuerpos son adquiridos en un negocio? La respuesta es que no hay diferencia. Ciertamente, el animal cuyo cuerpo fue adquirido en el negocio puede, de hecho, haber tenido una vida y una muerte peor –incluso si el animal fue un animal criado “feliz” en una granja “feliz” y asesinado en un matadero diseñado por Temple Grandin– que el animal que fue cazado.

Estuve conversando con otra persona que estuvo involucrada por años en una campaña para detener la matanza de focas. Ella se apartó de esa campaña porque decidió que no había realmente diferencia entre la piel de las focas y la piel, la lana o el pelo de ningún otro animal y, dado que ella no iba a dejar de usar a todos los animales para vestirse, la campaña por las focas estaba verdaderamente sólo basada en el hecho de que los grupos animalistas podían sacar partido del hecho de que las focas eran adorablemente bonitas, y que eso verdaderamente no era una buena base para una posición moral.

Y, por supuesto, ella estaba acertada. La piel de las focas no es diferente de la de ninguna otra clase de piel y la piel no es diferente de la lana o el cuero. Todas son terribles y nosotros no deberíamos usar ninguna prenda proveniente de animales. Simplemente no es necesario. Pero entonces, tampoco deberíamos comer peces, lácteos, huevos, etc. Y mientras pensemos que comer animales es aceptable, cuestionar otros usos innecesarios, o caracterizar una clase de uso como peor que otro uso, aparecerá como algo arbitrario porque es arbitrario.

En 2007, escribí un artículo de opinión para un diario, el cual fue publicado nuevamente en el 2009, argumentando que las peleas de perros de Michael Vick no eran, como cuestión moral, diferente de nuestro consumo de productos animales. Recibí literalmente miles de respuestas a ese artículo. Muchas personas concuerdan con mi posición; muchas personas han dicho que el artículo los incitó a pensar acerca del veganismo; muchas dijeron que se tornaron veganas después de pensar respecto de mi argumento. Pero ninguna –ninguna– de las que no estuvieron de acuerdo con mi posición fueron capaces de decir porqué lo que Vick hizo era peor que lo que hacemos el resto de nosotros. Eso es porque no hay un modo coherente de distinguir lo que hizo Vick de lo que hacen todos los demás.

En el 2009, cuando Vick salió de la cárcel y firmó con Philadelphia Eagles, hablé con un hombre que me dijo que, aunque era un gran admirador de Eagles y continuaría yendo a los partidos, él nunca podría disfrutar viendo a Vick jugar, debido al tema de las peleas de perros. Le pregunté si él comía panchos y hamburguesas cuando asistía a los partidos de fútbol. Dijo “sí.” Le señalé que los animales usados para hacer los productos que él disfrutaba tuvieron vidas y muertes peores que los perros de Vick.

Él no tuvo una respuesta. Es porque no hay ninguna respuesta.

Conclusión:

La base es clara: a menos que y hasta que consigamos que las personas se pregunten y rechacen su diario y completamente innecesario consumo de animales, no tendremos éxito en conseguir que se opongan seriamente al uso de los animales que ellos consideran como necesario o no trivial, como la vivisección, u otro uso innecesario que ellos, con bastante corrección, consideran elegido arbitrariamente por los defensores de los animales, y al que no lo ven peor que los usos que ellos mismos apoyan y con los que se involucran cada día de sus vidas.

El veganismo debe ser la base si vamos a tener cualquier esperanza de cambiar el paradigma del uso de los animales como cosas hacia el de los animales como personas no humanas.

                      Imagen

Fuente: http://www.abolitionistapproach.com/

Ilustraciones : http://www.carlwarner.com/

http://www.carlwarner.com/about-carl/