Dale a los Pavos una Razón para Decir “¡Gracias!”

Millones de pavos son asesinados cada año para el Día de Acción de Gracias. Es difícil ver este video sin pensar: “¿Qué pasaría si alguien me hiciera esto a mi?”

Fuente:http://www.petalatino.com/

Anuncios

Guisantes picantes

Guisantes picantosos

Guisantes picantes, un toque de especias añadidas a la dulzura de los guisantes y la acidez del limón hace de este un gran aperitivo o un plato de acompañamiento. Esta es una receta fácil de hacer. De color verde brillante le da un toque agradable a cualquier comida.

Ingredientes:

  • 3 tazas de guisantes frescos
  • Aceite de 1-1 / 2 cucharada
  • 3/4 cucharadita de semillas de comino
  • 2 cucharaditas de jengibre picado
  • 1-1 / 2 cucharaditas de chile verde picado
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra
  • 2 cucharadas de cilantro picado
  • 2 cucharaditas de jugo de limón

Preparación:

Pelar y desgranar los guisantes.
Cocerlos en agua hirviendo de 7 a 10 minutos dependiendo del tamaño. Con 10 para mi gusto quedan perfectos. Pasarlos después por agua fría o ponerlos en agua con hielo para que corten la cocción.
Calentar el aceite en una olla o cacerola a fuego medio-alto. Pruebe el calor agregando una semilla de comino al aceite. Si se agrieta las semillas de comino de inmediato, el aceite está listo.
Añadir las semillas de comino, agregar el chile verde y el jengibre, se mueve durante unos segundos y se añade los guisantes y sal.
Cocine durante aproximadamente 4-5 minutos moviendolos de vez en cuando, hasta que los guisantes estén tiernos. Añadir pimienta negra y el cilantro mezclar bien.
Apague el fuego y exprimir el jugo de limón sobre y revuelva.
Los guisantes picantes están listos para servir!

Puede servirlos caliente o a temperatura ambiente.

¿Qué tiene de malo la leche?

3526366165_no_milk_answer_2_xlarge Sólo los humanos toman leche después de la infancia, y ninguna otra especie toma la leche de otras especies. La leche de vaca es normal para los terneros, que tienen cuatro estómagos, duplican peso en 47 días y llegan a los 362.8 kg en menos un año. ¿Tú crees que te pareces a un ternero? Contrariamente a propagandas como esta, los productos lácteos se relacionan con afecciones cardíacas, el cáncer, la obesidad, la diabetes e incluso la osteoporosis. El alto contenido de proteína animal, depura el calcio del cuerpo. ¡Los países que más consumen leche en el mundo tienen los más altos niveles de osteoporosis! Y ocurre todo lo contrario en Japón y China donde asi no existen los productos lácteos. La leche también está llena de grasa y colesterol, y contiene otros ingredientes que tú definitivamente no quieres dentro de tu cuerpo: pesticidas, hormonas, dioxinas y antibióticos. Puedes recibir todo el calcio que necesitas comiendo brócoli, higos, granos, cereales fortificados, por ejemplo. Tú no eres un bebé ni un ternero, ¿por qué comes como si lo fueras? La intolerancia a la lactosa causa dolores de estómago, diarrea y flatulencias. La mayoría de las personas, (50-60%), desarrollan intolerancia a la lactosa porque, al igual que todos los animales, nuestros cuerpos no están diseñados para tomar leche como adultos. Fuente: PETA http://www.peta.org/international/ 05sm_milk_jpg_1445572e  

Razones para No Comprar Prendas de Piel

tuabrigo tenia cara
Cada año 20 millones de animales son capturados con trampas y 40 millones son criados en granjas para un lujo innecesario, según las asociaciones que luchan por los derechos de los animales. Vidas arrebatadas por un lujo egoísta.
Lo peor que le puede pasar a cualquier animal silvestre es que se le produzca sufrimiento de forma intencionada, se le manipule genéticamente, se le trate como si fuese un animal doméstico para posteriormente matarle y, en demasiados casos, causar la extinción de la especie. La industria peletera no sólo ha realizado todo esto, sino que además es responsable de un derroche de recursos, de la generación de residuos y de la introducción en el medio natural de especies no autóctonas. Todo ello para satisfacer una supuesta necesidad de prendas de abrigo, totalmente inexistente, y los imperativos de una moda anticuada y repudiada por la mayorí­a de la población.

1.- Millones de animales son matados anualmente: la industria peletera causa la muerte en el mundo a más de 140 millones de animales silvestres. 40 millones de estos animales son criados y matados en granjas y los 20 millones restantes son cazados utilizando trampas no selectivas que a su vez producen la muerte de otros 80 millones de animales no útiles para la peleterí­a. Cada prenda elaborada con piel de animales silvestres esconde la muerte innecesaria de muchos animales, y las personas que compran o utilizan las mismas deben asumir su responsabilidad por dichas muertes.

2.- Extinción de especies: la captura y muerte de animales salvajes con fines peleteros ha llevado durante los últimos siglos a la extinción a diversas especies, como por ejemplo, al visón del mar y al zorro de las Malvinas, mientras que a otras muchas las ha puesto al borde de la desaparición. Algunas de estas especies son: castor, ocelote, pantera nebulosa, nutria marina, tigre, jaguar, koala, o chinchilla salvaje. En la actualidad todaví­a se matan animales silvestres en libertad pertenecientes a especies que se encuentran muy amenazadas. En España, la caza de animales por su piel supuso la extinción de la garduña de Ibiza y ha puesto, junto con otras causas, a múltiples especies al borde de la extinción. La nutria ha sido perseguida por su piel hasta la década de los sesenta, en que empezó a escasear tanto que dejó de ser rentable. El oso pardo sigue siendo hoy en dí­a cazado furtivamente, entre otras causas, por su piel.

Otro ejemplo es el lince ibérico. A principios de siglo más de 300 pieles de lince llegaban cada año a las peleterí­as de Madrid, procedentes de los montes del Guadarrama, El Pardo y la Cuenca del Alberche. En 1937 aún se comercializaban anualmente en el mercado nacional unas 500 pieles de lince. En la actualidad la población de esta especie no alcanza los 800 ejemplares y se encuentra al borde de la extinción. La utilización de pieles de animales silvestres ha sido y sigue siendo una de las principales causas de extinción de especies.

3.- Sufrimiento innecesario: La peleterí­a no es sólo sinónimo de muerte, también lo es de sufrimiento. Los métodos utilizados para matar a los animales son estremecedores. En el caso de animales en libertad, su muerte se produce especialmente mediante la utilización de trampas, tales como cepos. Estos métodos no causan la muerte del animal de forma rápida, sino que alargan el sufrimiento. La muerte termina produciéndose tras largo tiempo de agoní­a.
En el caso de las granjas, la crueldad se inicia desde el momento en que se obliga a vivir a los animales en reducidas cajas junto a cientos de congéneres, con grandes niveles de estrés psicológico. Las granjas no tienen en cuenta sus necesidades psicológicas y etológicas, causando en los animales movimientos anormales, apatí­a y automutilación, incumpliendo la Convención Europea para la protección de los animales de granja. Los métodos utilizados para matar estos animales van desde el gaseado con monóxido o dióxido de carbono, la dislocación del cuello, la inyección de pentabarbital sódico y la electrocución, hasta el desangrado. La auténtica belleza no se puede lograr mediante el sufrimiento, y la crueldad nunca puede ser elegante.

4.- Manipulación genética: la manipulación genética es una constante en las granjas. Se realiza una crí­a selectiva basada en caracterí­sticas tales como la calidad y el color de la piel, o en el éxito reproductor. Por ello, los visones de granja son más grandes y tienen mayor í­ndice de reproducción que los ejemplares libres de su propia especie, aumentando así­ la producción de las granjas. El resultado es un animal que poco o nada tiene ya que ver con sus caracterí­sticas naturales, con lo cual, cuando se produce la fuga de animales de granja, éstos pueden producir alteraciones genéticas en las poblaciones silvestres.

5.- Intento de domesticación: la crí­a en granjas de animales silvestres como los visones o los zorros se realiza como si éstos fuesen animales domésticos. Los animales domésticos lo son debido a un proceso de domesticación que duró miles de años. Por ejemplo, llevamos unos 12.000 años conviviendo con los perros, 7.000 con los cerdos y 4.000 con las gallinas. Dado que las granjas europeas más antiguas de visón datan de 1920, estos animales han estado en cautividad menos de 75 años y no se les puede considerar en ningún caso animales domésticos. Son animales silvestres encerrados en jaulas. Además, la domesticación de cualquier animal supone la desaparición de la forma de vida y comportamiento de una especie. Este proceso hace que pierda su capacidad de sobrevivir por sus propios medios, pasando a depender del hombre. La domesticación de especies silvestres supone su “extinción”, y ello debido únicamente al uso de sus pieles.

6.- Introducción de especies exóticas: una de las consecuencias menos conocidas, pero más impactantes para el medio ambiente, de la proliferación de las granjas peleteras, es la introducción que suelen conllevar de especies no autóctonas en el medio natural. En diversas partes del mundo los animales que se escapan de dichas granjas vienen produciendo la ruptura del equilibrio ecológico. Más de 30 millones de visones son criados cada año en las granjas, por ello, el visón americano es una de las especies procedente de las granjas de las que más casos de fugas se conoce. El visón americano fue traido a las granjas europeas en 1926. A España llegaron en 1958, instalándose inicialmente en granjas del centro peninsular y Galicia. Las fugas de visones de dichas granjas vienen repitiéndose desde entonces, existiendo en la actualidad poblaciones en libertad de visón americano, al menos, de Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid, Navarra, Aragón y Cataluña.
Entre las muchas consecuencias que tiene la introducción de esta especie, cabe destacar la amenaza que supone para el visón europeo, ya que el americano es más grande y compite directamente con el europeo tanto por el alimento como por el espacio. Por ello, el Consejo de Europa ha recomendado la prohibición de las granjas de visón americano en zonas que cuentan con poblaciones de visón europeo. Estas introducciones también conllevan graves peligros ante la posibilidad de que introduzcan enfermedades o parásitos provenientes de las granjas y no existentes en el medio natural. Las consecuencias catastróficas que tiene para el equilibrio ecológico la introducción de especies no autóctonas, justifica por si sola la prohibición de las granjas peleteras.

7.- Derroche de recursos: la muerte anual de 140 millones de animales silvestres para la confección de innecesarios productos de lujo representa un evidente derroche de nuestro recurso fauní­stico. Pero, además, la existencia de las granjas peleteras supone también un derroche energético y de alimentos. Se necesitan 3,3 toneladas de alimento (harina de pescado, proteí­nas vegetales, cereales, etc.) para confeccionar un abrigo de visón, y 1 tonelada para un abrigo de zorro. Si estas cantidades se multiplican por los 30 millones de visones que cada año producen las granjas, resulta que anualmente se usan 1.650.000 toneladas de alimento. Se comprende porqué los bancos de arenque de los paí­ses del norte se están agotando, ya que la mitad de los arenques que se capturan en estos paí­ses se utilizan para las granjas peleteras. Nuestros escasos recursos naturales no deben ser derrochados en ningún caso, pero menos aún para satisfacer la vanidad de ciertas personas.

8.- Producción de residuos: la crí­a de animales en granjas generan ingentes cantidades de residuos orgánicos de los lechos de estabulación, de los alimentos y de los cadáveres despellejados, que favorecen y desarrollan la proliferación de ratas y microorganismos patógenos, y la eutrofización de las aguas. Además, en los procesos de curtición de las pieles se emplean metales pesados que se vierten en las aguas industriales, envenenando los ecosistemas acuáticos.

9.- Lujo innecesario: El frío es siempre una excusa para utilizar las pieles de los animales. Ya sea en países nórdicos como mediterráneos o latinos, éstas prendas son innecesarias, pues más que abrigar del frío lo que hacen es demostrar una posición social y económica, fruto de una moda basada en la ostentación. No es justificable, por lo tanto, usar pieles en ninguna latitud. Tras una caí­da generalizada en la venta de pieles, se viene intentando imponer las pieles como una moda consumista más, realizando todo tipo de “conversiones” de las prendas (hoy ya no se usa tanto el abrigo largo de pieles sino las aplicaciones y decorados con ellas), una amplia gama de ofertas y pagos a plazos. El hombre vistió con pieles en la antiguedad, pero ya no somos caverní­colas.

10.- Existencia de prendas alternativas: las razones expuestas justifican sobradamente no comprar ni utilizar productos elaborados con pieles pero existen, además, suficientes materiales alternativos, tanto para luchar contra el frí­o como para embellecer el cuerpo. En el mercado existen suficientes prendas de abrigo de origen sintético como para desterrar totalmente la utilización de pieles de animales silvestres.

Vison-1469b

necesitomipiel7-1-728

Cachorros bajo el agua

Un fotógrafo le enseñó a nadar a 1,500 cachorros y estas imágenes muestran los adorables resultados.

Si alguna vez te has preguntado cómo se vería la expresión de tu pequeño cachorro cuando se sumerja por primera vez en el agua, probablemente se parecería bastante a estas imágenes.

El ya conocido fotógrafo y autor de bestseller, Seth Casteel, tiene una nueva entrega para deleitarnos con nuestros amigos caninos. Se trata de un segundo libro de fotografías de perros bajo el agua, aunque esta vez los protagonistas son los cachorros.

Según cuenta el autor, para hacer este segundo libro llamado Underwater Puppies, dio clases de nado a más de 1,500 cachorros. Aunque los perros son animales que nadan por instinto, escribe en su web, las piscinas no son cuerpos de agua naturales y es importante que se les enseñe a salir de forma segura de la piscina.

Muchos de los pequeños a los que fotografió no habían nadado nunca antes y sus expresiones demuestran que realmente se divirtieron:

http://www.littlefriendsphoto.com/#!/home

underwater-dogs-1_3040255k

underwater-dogs-2-_3040265k

underwater-dogs-3-_3040264k

underwater-dogs-4-_3040267k

underwater-dogs-5-_3040270k

underwater-dogs-6-_3040272k

underwater-dogs-7-_3040271k

underwater-dogs-8-_3040269k

underwater-puppies_3040299k

o-SETH-CASTEEL-UNDERWATER-PUPPIES-900

¿Cómo reconocer cuando una piel es de animal o artificial?

1463732_781551845204106_790013575_n

Ya que lamentablemente la industria peletera siempre se “reinventa”, ahora las pieles de animales pueden venderse en todo tipo de artículos, no sólo en los abrigos o chaquetas clásicas de piel. Aquí, algunos datos para reconocer las pieles naturales de las artificiales, para pensárselo dos o tres veces antes de decidir adquirir una prenda llena de sufrimiento animal.

La industria peletera no sólo vende sus sangrientas pieles como abrigos: cinturones, accesorios, marroquinería, ribetes de prendas, gorros, bolsos, bolsillos e incluso zapatos son ahora los que van hechos de pieles de animales. Es más, ahora llega al mercado europeo y americano un tipo de piel cuyo origen es especialmente cruel y que raya en la ilegalidad: el comercio de pieles de perro y gato de China.
Pero ¿cómo podemos reconocer una piel natural de una artificial?

Existen cuatro formas básicas de “testear” la piel para saber si es natural o artificial:

  • Ponderarla al tacto

Para ello, tenemos que tomar la piel y hacerla un rollito entre los dedos pulgar e índice. Con esta prueba, la piel natural se siente lisa y suave, y se desliza entre los dedos sin resistencia. Cuando la piel es artificial, se siente gruesa y tiesa.

  • Ponderarla con la vista

Tomar un trozo de la piel y soplarla para que los pelos se dividan. Cuando la piel es natural, tiene varias capas de pelos más finos que forman una base densa que sostiene a los pelos más largos (los que sobresalen hacia fuera). Además la base es de cuero (piel, epidermis) natural. Cuando la piel es falsa, su estructura es más simple por lo que todos los pelos son de un largo y color similares.

  • Pincharla con un alfiler

Tomar un alfiler y hundirlo hasta la base de la piel: cuando la piel es natural el cuero se resiste a ser agujereado y es difícil de traspasar. Cuando la piel es artificial el alfiler pasa fácilmente hacia el otro lado.

  • Quemar algunos pelos

Tomar delicadamente algunos pelos de la piel y ponerlos en una llama de mechero. Si la piel es natural, se chamuscará y despedirá un olor similar al de pelo humano quemado. Si la piel es artificial, se derretirá y olerá como plástico quemado. Además formará pequeñas bolitas que se sienten duras al tacto.

Con estas cuatro simples pruebas, tú como consumidor responsable, podrás decidir si seguir fomentando la cruel y sangrienta industria peletera o si por el contrario, decidirás por otro tipo de tejidos artificiales “animal friendly”.

Aunque no está de más decir que si bien los tejidos artificiales no están exentos de problemas (pues provienen del tratamiento de combustibles fósiles), podemos alegar en su favor que al menos no producen más sufrimiento y muerte que el que produce cruelmente todos los años la industria peletera.

Fuente: Coalición para la Abolición del Comercio de Pieles

http://www.caft.org.uk/fur-detective.html

1426464_616470315069054_1587063587_n

Natillas de coco con piña caramelizada

???????????????????????????????

Ingredientes:

  • 3 tazas de Leche de coco
  • 3 cucharadas de coco rallado fresco
  • 3 cucharaditas de maicena o fécula de maíz
  • 1 Piña cortada  en rodajas y en pedacitos
  • 1/3 taza de azúcar + 3 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de manies triturados para adornar

Preparación:

En una olla o cacerola de fondo grueso a fuego medio alto ponga a hervir la leche de coco, el coco rallado ,y las 3 cucharadas de azúcar.
Después que la leche empiece a hervir baje el fuego a medio y deje hervir durante unos 18-20 minutos, revuelva la leche y raspe los lados de vez en cuando.
En una tacita pequeña mezcla el almidón de maíz con 3 cucharadas de agua , asegurándose de que no queden grumos.
Agregue el almidón de maíz a la leche hirviendo, mezcle bien y deje hervir durante 8-10 minutos hasta que espece, revolviendo de vez en cuando. Apague el fuego .Ponga a un lado.
Picar la mitad de la piña en pedacitos y el resto licuarlo pero no totalmente.
En una sarten o cacerola de fondo grueso a fuego medio cocine los pedazos de piña con el resto de la  azúcar, mantenga revolviendo ocasionalmente. Lentamente la piña comenzará  a caramelizarse; esto debe tomar alrededor de 4-5 minutos.
Saque la mitad de la piña sobre papel encerado  generosamente engrasado.
A continuación, agregue la piña triturada a la piña restante y cocine durante otros 2-3 minutos hasta que caramelize. Ponga a un lado.
Dejar enfriar a temperatura ambiente la natilla de coco y la piña..Es muy importante asegurarse que ambos estén fríos antes de unirlos porque sino se separaría el agua de la natilla.

Servir las natiilas en bowls y adornarla con los pedacitos de piña acaramelados y los manies triturados.