Sencillas ideas que te ayudarán a reducir tu consumo de carne.

No comer  carne es bueno para los animales, el planeta y para tu salud.

Los consumidores somos los únicos que tenemos el poder de cambiar la forma en que se produce lo que comemos.

Al demandar más productos que provienen de medios de producción sostenibles y respetuosos con los animales vamos dejando atrás el obsoleto modelo alimentario que se basa en la ganadería industrial.

Porque nos importan los animales y no queremos seguir apoyando a una industria que los maltrata, cada vez somos más los que queremos ayudarles.

Si ya estás decidido a sumarte a esta tendencia global, estos tips que traigo hoy son para ti.

Te invito a dar el primer paso a hacia una nueva forma de alimentación que trae beneficios y satisfacción a todos.

paul_mccartney_veg_ad

Súmate al Lunes Sin Carne.
Engánchate a esta campaña internacional que promueven estrellas de la talla de Paul McCartney y Gwyneth Paltrow. Al menos un día a la semana, prueba no comer carne. Puede que esto no sea un gran esfuerzo para ti pero reducirá tu consumo en un 15% lo cual beneficiará masivamente a los animales, el medioambiente y a ti.

Organiza tus platos con más vegetales y menos carne.
Con tantas alternativas tan nutritivas y deliciosas la carne no tiene porqué seguir siendo el alma de la fiesta. Prueba incorporar más vegetales a tu plato y haz combinaciones de texturas, colores y sabores. ¡Te sorprenderá y deleitará la cantidad de posibilidades!

img_1081

Salteado de Vegetales y Coco

Inspírate en los sabores de otras nacionalidades al comer dentro o fuera de casa.
Muchos de los platos más populares del mundo son vegetarianos y ya los conoces. Tal es el caso de la cocina de México, India, Italia y China, por solo mencionar algunos. Además, las recetas, franquicias y restaurantes con este tipo de cocina abundan, así que no podemos añadir otra cosa más que ¡buen provecho!

600_213735642.jpeg

Reduce a la mitad las porciones de carne.
Antes de comenzar a comer piensa en cuanta carne comes y reemplaza una parte con vegetales y ve agregando cada vez más porciones de tus alternativas a la carne favoritas. Esto hará que puedas comenzar a sentirte satisfecho comiendo menos carne y más vegetales.

img_20140825_192510

Hamburguesas de garbanzos y papas.

Conecta esta meta con otra y disfrútalo.
Reducir tu ingesta de carne te traerá grandes beneficios a tu salud como más energía y rendimiento físico, así que aprovechando estas ventajas ¿por qué no comenzar alguna actividad física? De esta forma «comer menos carne» se convertirá en parte de tu entrenamiento y también una motivación más.

pzh4mxdw-1449546257

Haz que otros conozcan tus intenciones.
Nada facilita más un cambio que dar a conocer a otros nuestros propósitos.

Míralo así: si te invitan a cenar seguramente tus anfitriones prepararán con anticipación algo especialmente para ti y si sales a comer con tus amigos será más fácil para todos escoger el restaurante.

Al saber que estás reduciendo tu consumo de carne, muchas personas podrán hacerte recomendaciones de restaurantes, recetas e información en general.

Además, dando a conocer tus motivos (los animales, la sostenibilidad del planeta y tu salud) puedes animar a otros a dar el primer paso como seguramente alguien te motivó a ti.

Anuncios