22 de Abril: Día de la tierra

Imagen

El objetivo de este día, celebrado por primera vez en 1970 en Estados Unidos, Canadá y algunos países de Europa Occidental, es el desarrollo de una conciencia medioambiental en todo el mundo.

Durante esta fiesta, algunos ciudadanos plantan árboles para combatir la contaminación urbana, otros viajan en bicicletas para demostrar que existen medios de transporte que no contaminan, etc.

Cada vez es mayor la preocupación por la extinción de especies vegetales y animales, la contaminación del aire, del agua o del suelo, el cambio climático… Nos hemos dado cuenta que los cambios que el hombre provoca en la naturaleza en la mayoría de ocasiones tienen consecuencias adversas para los humanos.

La proclamación del 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra supone el reconocimiento de que la Tierra y sus ecosistemas nos proporcionan la vida y el sustento a lo largo de nuestra existencia. También supone reconocer la responsabilidad que nos corresponde, como se expone en la Declaración de Río de 1992, de promover la armonía con la naturaleza y la Tierra a fin de alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras.

El futuro de nuestro planeta          

Vivimos en un mundo indiferente,
algo estamos haciendo mal
destruimos la armonía natural,
el mundo se encamina a su final.

Si no hacemos algo para mejorar.
será el final de nuestra existencia,
habrá muerte y destrucción eterna,
la gente no se está dando cuenta.

Porque sueño con un mundo distinto,
quiero que en la tierra fluya el amor,
que afloren nuestros sentimientos,
con las olas del mar y el tibio sol.

Pensemos por un solo segundo,
si luchar unidos por la paz,
si queremos vivir en este mundo,
o si solo esperamos su final.

El futuro esta en nuestras manos,
nuestro destino podemos cambiar,
que la paz no sea solo un sueño,
¡Hagamos algo para poderlo salvarlo!

10171023_246077118913737_5037087727975450093_n

Champiñones con Curry y Leche de Coco

                   Imagen

Ingredientes:

  • 500 grs de champiñones
  • Cebollin
  • Ajoporro o Puerro
  • 3 dientes de ajo
  • 1 ajies rojo picante
  • 100ml leche de coco
  • Curry
  • 1 chorrito de cerveza
  • Sal y aceite de oliva

Preparación:

En una olla o cacerola  ponemos suficiente aceite de oliva para cubrir el fondo, y en el sofreimos ligeramente los ajos. A penas empiecen a cambiar de color, incorporamos el cebollin y cuando empiecen a dorarse añadimos el ajoporro o puerro.Cocinamos durante 1 minuto e incorporamos los champiñones, removemos y rociamos el guiso con un chorrito de cerveza. Seguimos cocinando unos 3 o 4 minutos más.

Cuando los champiñones estén casi cocinados, incorporamos la leche de coco y espolvorearemos con curry al gusto.

Bajamos el fuego y dejamos cocinar unos 8 – 10 minutos, removiendo frecuentemente, hasta que la salsa se espese y todos los ingredientes estén bien integrados.

Se puede acompañar con arroz blanco

Con 25 Mágicas fotos, este hombre cambió por completo todo lo que sabía acerca de esta minúscula criatura

El fotógrafo ucraniano Vyacheslav Mishchenko documenta diminutas criaturas de la naturaleza, que a menudo pasan inadvertidas. En particular, él captura retratos de caracoles que son a la vez mágicos y adorables. El fotógrafo obtiene instantáneas muy de cerca de preciosos momentos surrealistas. Nunca pensé que me iba a encontrar el molusco babosa tan lindo!

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Fuente: http://vyacheslav1964.35photo.ru/

Las Religiones y el Vegetarianismo

Imagen

Muchas religiones sostienen el vegetariansimo como un ideal espiritual, aunque algunas culturas le dan más importancia que otras a este código moral particular.

Es en Oriente donde el vegetarianismo encuentra su máxima expresión en el pensamiento religioso. La creencia de que toda forma de vida debe ser respetada –porque el cuerpo es una envoltura para el espíritu que reside dentro– es fundamental en el hinduismo, budismo y jainismo.

Hinduismo

El hinduismo es la más antigua de todas las religiones orientales y uno de los primeros partidarios del vegetarianismo. Enseña que el vegetarianismo es parte del camino que conduce a la verdadera santidad. Los Vedas, las antiguas escrituras de la India en las que se funda el hinduismo, dicen: “sólo el asesino de animales es incapaz de saborear el mensaje de la Verdad Absoluta”. Sobre los carnívoros, las escrituras condenan: “esos pecadores serán devorados por las mismas criaturas que han matado en este mundo”.

Las escrituras establecen el principio de no violencia, llamado Ahimsa, el cual forma parte importante de la mayoría de las religiones orientales. El vegetarianismo es la extensión lógica de este pensamiento religioso, ya que el sacrificio de cualquier animal es visto como una violación del principio de Ahimsa. En la India la vaca es sagrada porque se considera un animal favorecido por el Señor Supremo de Los Vedas, el Señor Krishna.

El tema de la no violencia es llevado a tal extremo que no solo aquellos que matan animales son condenados, sino también aquellos que venden, cocinan o sirven carne. Dicen Los Vedas: “No debes usar tu cuerpo dado por Dios para matar a otras criaturas de Dios, ya sean humanas, animales o lo que sea”.

Los Vedas establecieron el código de sarva-bhuta-hita (devoción hacia el bien de todas las criaturas), que dice que las personas deben ver la misma vida en todas las criaturas, sin importar su vestidura externa o cuerpo. De hecho Los Vedas van mucho más allá al decir que aquellos que no puedan entender el principio de la vida en seres inferiores no comprenden del todo el significado de la vida y se exponen a perder su sentido de humanidad.

Jainismo

Los jaines, vegetarianos estrictos, practican el Ahimsa tan fervientemente al grado de que literalmente no matan ni una mosca. Algunos jaines barren el camino frente a ellos y utilizan máscaras de gasa para no dañar pequeños insectos al pisarlos accidentalmente o respirarlos.

De acuerdo a sus escrituras, “Todos los seres aman la vida, desean placer y temen al dolor; no desean ser lastimados; todos desean la vida y para cada ser, su propia vida es muy preciada”.

Budismo

El amor y la compasión son las creencias budistas más importantes, lo que explica por qué tantos budistas son vegetarianos. Buda disuadía fuertemente a la gente de comer carne, pues lo consideraba como un “antojo ignorante”. Para él aceptar carne era apoyar el sacrificio, que está en contra del principio de no violencia.

Los budistas creen que la causa de la agresión de los humanos entre sí es el resultado de la forma en que tratamos a los animales. Así, si no tenemos respeto por la vida animal, menos respeto tendremos por la vida humana. Los budistas opinan que si adoptamos una dieta vegetariana que no implica matar es más sencillo permanecer pacíficos, felices y bondadosos hacia otras personas.

El punto de vista del budismo hacia los animales es ilustrado mejor en las historias del Jataka (lecciones budistas), en las que se cuenta que Buda fue diferentes animales en encarnaciones previas. Las historias dicen que es igual matar animales que matar humanos, ya que como Buda todos hemos encarnado en la forma de animales.

Al igual que Los Vedas, la ley budista del Karma también dice que aquellos que causen violencia y sufrimiento a seres vivos experimentarán el mismo dolor en algún momento en el futuro.

Judaísmo

Algunos profetas judíos, tales como Amós y Miqueas, hablaron en contra de los sacrificios de animales, y muchos héroes judíos fueron elegidos por Dios debido a su amor a los animales. El Talmud, el libro sagrado de la ley cívica y ceremonial de los judíos, dice que antes de que el hombre se siente a la mesa debe alimentar primero a sus animales, porque no lo pueden hacer por sí mismos.

Si un animal está sufriendo o su vida se encuentra en peligro, los judíos pueden romper los votos del Sabbath, su día más sagrado, para salvarlo. Para comer carne, los judíos deben primero hacerla kosher (aceptable para Dios drenando la sangre del animal). Esto va de acuerdo a las instrucciones del Antiguo Testamento, que indica, “Pero carne con su vida, que es su sangre, no comeréis”, (Génesis 9:4). Se cree que el alma del animal se encuentra en la sangre, la cual se considera sagrada.

Islamismo

Al igual que el judaísmo, el islamismo declara que la sangre no es apta para el consumo humano y por consecuencia el proceso del sacrificio es complicado. Debe ser llevado a cabo por personas que observen la ley musulmana de orar cinco veces al día. Durante el sacrificio deben mirar al animal a los ojos hasta que su alma se vaya. Si el animal hace aunque sea un sonido se vuelve Haraam (prohibido) y no Halal (permitido). Estas leyes son un peso para quien come carne y están diseñadas para minimizar el número de animales sacrificados.
Algunas sectas musulmanas tales como los Sufíes y Bahá’ís han elegido el vegetarianismo porque lo ven como el máximo ideal espiritual. Sin embargo, el islamismo no se considera una tradición fuertemente vegetariana, aunque apoya la idea de que deben aplicarse los mismos códigos morales y consideraciones a todas las formas de vida porque son sagradas y tienen el derecho a ser protegidas.

El profeta Mahoma enfatizó la compasión universal, condenando y evitando muestras de crueldad hacia los animales en su época. Dijo, “Aquel que se apiade aunque sea de un gorrión y le salve la vida, Allah (Dios) será misericordioso con él en el día del juicio”. De acuerdo a ley islámica ningún animal debe ser sacrificado en La Meca, el lugar de nacimiento de Mahoma.

Los primeros biógrafos de Mahoma dicen que prefería alimentos vegetarianos tales como leche diluida con agua, yogurt con mantequilla o nueces y pepino con dátiles. Vivía a base de miel, granadas, uvas e higos por semanas. Mahoma ordenaba a las personas que hubieran comido carne enjuagarse la boca antes de ir a orar. No obstante, no enseñó estrictamente a la gente a evitar la carne por temor a desanimarlos a seguir la fe. Fomentaba etapas intermedias hacia una dieta espiritual pura.

Cristianismo

El cristianismo es otra fe que no es fuertemente vegetariana aunque sus enseñanzas parecieran apoyar la idea. Hay mucho en la Biblia para apoyar el vegetarianismo como una forma de vida ideal y no violenta de acuerdo a las enseñanzas de Jesús. Jesús enseñó a la gente a ser considerados con todas las criaturas, no solo con los hombres, y algunas teorías dicen que el mismo Jesús era vegetariano.

De acuerdo a la traducción de los evangelios originales, el Evangelio de los doce santos, el ángel le dijo a María: “no comerás carne ni beberás licores, pues el Hijo será consagrado a Dios desde el seno de Su madre, y no tomará carne ni licores”. El texto continúa diciendo que la comunidad en la cual José y María vivieron no sacrificó un cordero para celebrar la fiesta de Pascua.
Los primeros cristianos tales como los Nazarenos, Terapeutas, Ebionitas, Gnósticos y Esenios, como Juan el Bautista, todos seguían atentamente las escrituras que ordenaban una forma de vida estrictamente sin carne. De hecho en traducciones literales de los primeros textos cristianos no hay indicaciones de que el consumo de carne fuera fomentado o aceptado y muchas de las razones de los cristianos posteriores para comer carne se basan en una traducción errónea o selectiva.

Conclusión

La decisión de seguir un estilo de vida vegetariano depende de una variedad de factores sociológicos, económicos y ambientales, así como creencias personales. Para muchos el vegetarianismo se vuelve casi una religión por sí misma, algo en lo que creen y a lo que se esfuerzan por ser fieles en su vida diaria.

Muchas de las religiones comparten el mismo concepto básico: que una fuerza superior ha creado todo lo que conocemos y que debemos respetar y adorar esta fuerza, tratando a otros como nos gustaría ser tratados. El vegetarianismo es una filosofía que incluye estas creencias, beneficiando tanto a los humanos como a los animales, así como al planeta que esta fuerza creó.

Foto:http://www.carlwarner.com/

Imagen

 

Su perro sí lo entiende, lo prueba la ciencia

                     Imagen

Estudio demuestra similitudes entre el cerebro humano y el de los caninos.

Si todavía lo molestan cuando dice que a su perro solo le falta hablar, porque entiende todo, ahora tendrá argumentos para defenderse y salir airoso.

Un estudio publicado hace unas semanas por la revista Current Biology y realizado por investigadores de la universidad de Budapest demuestra, por primera vez mediante imágenes, que los cerebros de perros y personas tienen áreas similares sensibles a las voces y sonidos de comunicación y, además, ambos distinguen el colorido emocional de lo que escuchan y por tanto, son capaces de reconocer e interpretar. Es decir, que ambos cerebros se entienden, como comenta Ana Alfageme, bloggera de El País de España.

El líder de la investigación, Attila Andics, de la Universidad de Budapest, dijo a la BBC que una de las conclusiones del estudio es que “perros y humanos tenemos un mecanismo muy similar para procesar información emocional”.

Según explicó, 11 perros hicieron parte del estudio y para ello tuvieron que entrenarlos durante un buen tiempo, pues necesitaban que se quedaran muy quietos mientras sus cerebros eran analizado en un escáner.

“Utilizamos estrategias de refuerzo positivo, muchas alabanzas”, señaló el doctor Andics y añadió: “hubo 12 sesiones de entrenamiento preparatorio, luego siete sesiones en el cuarto del escáner, y por fin los perros fueron capaces de yacer sin ninguna clase de movimiento hasta unos ocho minutos.”

Para comparar, los científicos observaron los cerebros de 22 voluntarios humanos en los mismos escáneres.

Los investigadores hicieron que tanto perros como personas escucharan unos 200 sonidos diferentes, en un rango muy amplio que iba desde sonidos en el ambiente –como el ruido de autos o silbatos– hasta sonidos humanos (pero no palabras) y vocalizaciones caninas, comenta una nota de la BBC.

“La ubicación (de esta actividad) en el cerebro de los perros es muy similar a la que hallamos en el cerebro humano. El hecho de que hayamos encontrado que estas áreas existen en el cerebro de los perros es de por sí una sorpresa, es la primera vez que vemos esto en una especie no primate”, comenta Andics.

Los sonidos que cargaban mucha emoción, como la risa o el llanto, también generaron un tipo similar de actividad cerebral, en un área cercana a la corteza auditiva primaria que se iluminó tanto en perros como humanos.

“Sabemos muy bien que los perros son muy buenos en sintonizar con los sentimientos de los dueños, y también conocemos que un buen dueño de perros puede detectar los cambios emocionales en su mascota, pero ahora comenzamos a entender por qué”, agrega el investigador.

Lo mismo ocurrió con sonidos caninos como gimoteos o ladridos furiosos, que causaron una reacción parecida en todos los voluntarios.

Fuente:http://www.eltiempo.com/

En la foto nuestra Flor,sonriendo :)

¿Vale la pena por una hamburguesa?

Imagen

Los datos estadísticos que siguen a continuación fueron elaborados por el equipo de redacción de la revista New Vegetarian, con motivo de la celebración del «Día de la Tierra» y se refieren exclusivamente a Estados Unidos. Aunque hayan pasado unos cuantos años, los datos siguen teniendo validez a la hora de reflexionar sobre el tema.¿Vale la pena por una hamburguesa?

Para conseguir esta información se dirigieron a diversas organizaciones e investigadores que les ayudaron en la búsqueda y puesta al día de estas cifras. Entre ellos se encuentran: Rainforest Action Network, la Fundación Earth Save (editora de Realities, datos de Diet for a New America de JOHN ROBBINS), Y FRANCES MOORE LAPPÉ,*autor de Diet for a Small Planet (editado en español: «La dieta ecológica» (premio Nobel alternativo), que fue la primera en popularizar la conexión entre dieta y medio ambiente. También colaboró DAVID PIMENTEL, de la Escuela Universítaria de Agricultura Cornell (que ha compartió con ellos su más reciente investigación) y el investigador de Oregón ROBIN HUR. Ambos han investigado ampliamente el impacto de las dietas basadas en la carne sobre el medio ambiente.

  • Índice estimado de deforestación mundial de la selva tropical por minuto: 60 hectáreas. Por día: 87.500 hectáreas (El Parque Natural de Doñana comprende 54.250 hectáreas)
  • Porcentaje de deforestación de selva tropical directamente relacionado con la cría de ganado: más del 50%.
  • Índice actual de extinción de especies debido a la destrucción de la selva tropical y hábitats correspondientes: 1.000 por año.
  • Número aproximado de especies que se extinguierón en Centroamérica y Sudamérica en el año 2.000 : de 150.000 a 500.000.
  • Frecuencia de desaparición de 1 hectárea de árboles en Estados Unidos: cada 19 segundos.
  • Número de hectáreas de Estados Unidos convertidas en tierra de pastos y/o de cultivo de pienso para la cría de ganado por cada hectárea destinada al desarrollo urbano: 2,8 hectáreas.
  • Cantidad de árboles salvados al año por cada individuo que cambia a una dieta vegetariana estricta: 4.000 m’.
  • Porcentaje de agua usada en Estados Unidos para alguna fase de la producción de ganado: más del 50%.
  • Agua necesaria para producir 500 g de trigo: 125 litros. Agua necesaria para producir 500 g de carne: 12.500 litros.
  • Principal fuente de abastecimiento de agua para la región High Plains en Estados Unidos: el acuífero de Ogallala. *Porcentaje de agua extraída de Ogaliala que se usa para producir carne de vaca: 75%.
  • Cantidad de selva perdida por cada hamburguesa producida con la cría de ganado en lo que era la selva de América Central: 5,1 m2 (el tamaño de una cocina pequeña).
  • Peso aproximado de árboles, árboles jóvenes, plantas, insectos, pájaros, reptiles, mamíferos, musgos, hongos y microorganismos muertos o desplazados por cada hamburguesa producida en la selva de América Central: 1/2 tonelada.
  • Coste estimado de suministro de agua a la industria de la carne en California por año: 24 mil millones de dólares.
  • Cantidad media de agua requerida diariamente para alimentar a una persona que sigue la dieta estándar básica de carne: 19.000 litros.
  • Cantidad media de agua requerida diariamente para alimentar a una persona que sigue una dieta ovolactovegetariana: 5.500 litros.
  • Cantidad media de agua necesaria diariamente para alimentar a una persona que sigue una dieta vegetariana estricta: 1.400 litros.
  • Cantidad de agua que una persona podría ahorrar por año cambiando de una dieta básica de carne a una dieta ovolactovegetariana 5.000.000 litros (suficiente para llenar 1,5 piscinas olímpicas).
  • Cantidad ahorrada al cambiar a una dieta vegetariana estricta: 6.500.000 litros (suficiente para llenar 2 piscinas)
  • Cantidad de capa superficial de suelo perdida en Estados Unidos hasta la fecha: 2/3 aproximadamente.
  • Porcentaje de capa superficial de suelo cuya pérdida está directamente relacionada con la cría de ganado en Estados Unidos: por lo menos el 85%.
  • Porcentaje de] total de la superficie de tierra de Estados Unidos utilizada para algún tipo de agricultura 52%.
  • Porcentaje de tierra agrícola en Estados Unidos usada para la producción de ganado (incluidas las tierras de pasto y las de cultivo): 87%.
  • Porcentaje total de la tierra usada para ganado en Estados Unidos: 45%.
  • Cantidad de tierra de regadío del noroeste del Pacífico (Washington, Oregón e Idaho) utilizada para cultivar pienso y forraje para ganado: 1,86 millones de Ha.
  • Cantidad media de carne consumida anualmente por cada estadounidense: 86 kilos.
  • Cantidad de desechos producidos cada segundo por la crianza de animales para el consumo humano: 125 toneladas (el peso de 15 elefantes africanos).
  • Cantidad de desechos producida por animales en la industria ganadera que no se reciclan: más de la mitad.
  • Porcentaje de polución del agua que puede relacionarse a los desechos procedentes de la industria ganadera (incluidos abono, erosión del suelo y pesticidas y fertilizantes artificiales): más del 50%.
  • Porcentaje del total de materias primas (productos básicos de agricultura, silvicultura y minería, incluidos los combustibles fósiles) consumidos en Estados Unidos que se han dedicado a la producción ganadera: 33%.
  • Calorías de combustible fósil gastadas para conseguir 1 caloría de proteína de carne de vaca: 78%. De leche: 36 calorías. De pollo: 22 calorías. De habas de soja: 2 calorías.
  • Dependiendo del animal, se requieren hasta 17 kilos de cereales para producir un solo kilo de carne.
  • Los animales que se engordan para la matanza consumen la mitad de los cereales del mundo y el 90% de la cosecha de soja.
  • Número de personas que podrían alimentarse adecuadamente con el grano economizado si los estadounidenses redujeran el consumo de carne en un 10%: 60 millones de personas. Número de personas que podrían alimentarse adecuadamente, pero con una dieta vegetariana, si los estadounidenses redujeran el consumo de carne en un 10%: 1000 millones de personas.

vaca llorando

Ejemplo de Esfuerzo y Perseverancia

No te pierdas este increíble vídeo del conocido perro Duncan Lou, que sólo tiene dos patas pero su alegría y energía por vivir y disfrutar la vida al máximo pueden con todo.

*Duncan nació con una grave deformación en sus patas traseras y se las tuvieron que amputar. Tiene un carrito con ruedas, pero tiene tanta energía que prefiere correr sin ella.
Fuente:http://www.onegreenplanet.org/

Buenas Noticias: El tribunal de La Haya ordena a Japón detener la caza de ballenas.

                     Imagen

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) ha ordenado este lunes a Japón que “revoque” los permisos de caza de ballenas en la Antártida porque no se ajustan a los “fines científicos” exigidos por la legislación internacional.

El presidente del mayor órgano judicial de las Naciones Unidas, Peter Tomkaha, ha anunciado que por 12 votos a cuatro, la Corte ha decidio que Japón tendrá que revocar cualquier permiso o licencia relacionado con el programa Jarpa II y evitar pedir otros permisos en el contexto de ese programa. Se acusa a Tokio de pasar por investigación científica el negocio de la matanza de ballenas.

Australia, acusó en 2010 a Japón de practicar la caza de ballenas en el marco de un programa de investigación científica y había pedido a la Corte Internacional de Justicia que ordenara a Japón detener el citado programa Jarpa II.

Gracias a este programa los japoneses podían realizar estudios sobre el ecosistema antártico y las poblaciones de ballenas, dentro de lo cual estaba permitida la caza de ballenas.

Australia y Nueva Zelanda impulsaron la denuncia contra Japón en los tribunales internacionales indicando Tokio utilziaba la excusa de la investigación científica para seguir cazando y lucrándose con la caza de ballenas.

Japón reconoce que la carne de ballena cazada termina en los puestos de los mercados.

Según Australia, Japón ha matado a más de 10.000 ballenas entre 1987 y 2009.

La caza de ballenas está prohibida a nivel internacional desde 1986, aunque países como Noruega e Islandia y otros países continúan practicándola a una escala menor.

Fuente: http://www.rtve.es/

                                 

                                      Imagen