Animales maestros del camuflaje

Todos conocemos la habilidad del camaleón para cambiar de color y mezclarse con su entorno, pero el ingenioso bichito no es la única criatura del reino animal maestra del arte del camuflaje. Ven con nosotros a echar un vistazo a otros animales que son capaces de disimular su apariencia, algunos la usan para esconderse de los depredadores, mientras que otros para atrapar a sus presas.

Uno fácil para empezar. ¿Ya viste quién se esconde aquí?

Imagen

La bejuquilla verde se encuentra en América del Sur y Central. Puede alcanzar los dos metros de longitud pero es muy delgada, tiene menos de dos centímetros de diámetro. Esta serpiente arbórea se alimenta de lagartijas y ratones. Cuando ataca, le muerde la cabeza y levanta la presa entre 20 y 40 centímetros del suelo para evitar que se escape. Ahí el veneno tóxico hace efecto e inmoviliza a la presa, que pronto se traga la víbora.

Imagen

¿Ya lo encontraste?

Imagen

El urutaú grande es un pájaro depredador nocturno que se encuentra en las zonas tropicales de América. Le gusta posarse derechito en el tocón de un árbol, donde su plumaje le hace parecer que es parte de la misma rama.

Imagen

¿Lo viste?

Imagen

Los insectos palo se encuentran en todo el mundo, en zonas cálidas, y usan el camuflaje como mecanismo de defensa. Algunos tipos de insectos palo se destacan porque las hembras son capaces de reproducirse sin la necesidad de un macho, mientras que otros son conocidos por la duración de su acto sexual. El insecto palo necroscia sparaxes, que se encuentra en la India, a veces copula durante 79 días de una vez.

Imagen

Aquí tenemos otro.

Imagen

Esta mariposa bien escondida se llama epimecis hortaria. Es una mariposa nocturna nativa de América del Norte y atraída por la luz.

Imagen

¿Ya lo viste?

Imagen

Conoce al pez aguja fantasma, que tiene un aspecto notablemente similar al de la hierba marina. Este diminuto pez flota casi inmóvil y se alimenta de crustáceos, que chupa con su largo hocico. En esta foto, los dos peces tienen la cabeza hacia abajo y la cola hacia arriba. Si miras de cerca, se pueden ver los ojos amarillos.

Imagen

Otro ejemplo del mundo submarino.

Imagen

El ranisapo de Commerson se encuentra en los océanos de todo el mundo excepto en el Mediterráneo. Pueden crecer hasta llegar a los 40 centímetros y su gran boca le permite comer presas de su tamaño. No son las criaturas más sociables del planeta, después de aparearse, no toleran la compañía mutua, y el macho puede matar o hasta comerse a la hembra si se queda demasiado tiempo después de la magia.  Su cuerpo imita la textura y el color del coral. En la foto, el ranisapo está dado vuelta con la boca semi abierta.

Imagen

Seguro que ya te salen rápido, ¿cierto?

Imagen

Estas son las mantis religiosas más bonitas que hayamos visto jamás. La mantis orquídea ha desarrollado unos brotes en las patas que hacen que se parezcan a los pétalos de una flor. Se agarran de las flores y esperan pacientemente a que su presa (por lo general, mosquitas) encuentre el fin.

Imagen

¿Lo viste?

Imagen

En esta imagen, se puede ver una parte del cuerpo de un pulpo con el ojo en el centro. Muchos tipos de calamares y pulpos son maestros del camuflaje. No sólo pueden cambiar de color a voluntad, sino que también cambiar la textura de la piel. Por ejemplo, las especies más talentosas pueden crecer brotes en la piel en segundos que se parecen a una roca o los escombros de coral.

Algunos van más allá de camuflarse e imitan a otras especies. El bien llamado pulpo imitador puede cambiar de comportamiento y de color y forma con el fin de imitar a una serpiente, un pez león, una planta, una anémona marina, una medusa, una estrella de mar o hasta un murénido.

Imagen

Aquí tenemos otro.

Imagen

Estas ranitas arborícolas tienen unos grandes ojos rojos muy distintivos, pero una vez que los cierran y se quedan inmóviles en el follaje, son apenas distinguibles. Viven en la selva en América Central y se alimentan de grillos, polillas, moscas y otros insectos.

Imagen

¿Lo viste?

Imagen

Éste es bastante difícil de ver, pero si encuentras el ojo del geco se puede descifrar el contorno del cuerpo. Como todos los gecos, puede trepar sobre cualquier superficie en cualquier postura (en la foto está dado vuelta). La textura y el color de la piel se parecen a una corteza cubierta de musgo y liquen, de ahí su nombre. Cuando se presiona contra el tronco de un árbol, aplasta todo el cuerpo. Hasta tiene una cola chata para que la silueta quede completamente escondida.

Imagen

Y el final por hoy.

camuflaje22

Esta oruga deviene en la polilla geométrido de América del Norte y se mueve de flor en flor usando pedacitos de la planta para camuflarse. Se la conoce por su característico movimiento enlazado, que hace parecer que está midiendo la planta mientras se mueve.

camuflaje23

 

Anuncios

4 pensamientos en “Animales maestros del camuflaje

  1. Yo no soy vegana, pero casi. De origen animal sólo tomo miel y leche. Y estoy de acuerdo contigo en que la crueldad del ser humano es extrema para con los aniimales, los que almacena en condiciones deplorables, los que tortura, los que veja, los que envenena con hormonas.
    Haces una gran labor, así que te he nominado para el premio “The cracking chrispmouse bloggywog-award” Buena suerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s